Reseña: Smile

3/5
  • Mecánicas
    2.5/5
  • Dificultad
    2/5
  • Originalidad
    3/5
  • Arte
    4/5
  • Materiales
    4.5/5

Smile es un filler rápido y de mecánicas tremendamente sencillas que Z-Man nos trae en un perfecto castellano. Está preparado para partidas de 3 a 5 jugadores y puede despacharse en unos 30 minutos. ¿Entramos en la jungla?

Donde viven los monstruos

Al comenzar el juego descubrimos que todas nuestras adorables criaturas se han escapado de su cercado, huyendo al interior de la jungla. Tú y el resto de jugadores sabéis que lo que más atrae a estos pequeños monstruitos es el fulgor de las luciérnagas, por lo que tomáis un tarro con 6 de estas luciérnagas y vais en su búsqueda.

 

reseña smile juego de mesa

 

Desplegar Smile en mesa requiere apenas unos segundos. Cada jugador tomará 6 contadores amarillos, que representan a nuestras luciérnagas, los restantes irán al centro de la mesa junto a los marcadores de lágrimas, de color azul.

Ahora tomaremos el mazo de cartas y descartaremos aquellas que no deban usarse según el número de jugadores.  Estas cartas se devolverán a la caja.

Cada jugador tomará todas sus luciérnagas y las ocultarán en su puño, impidiendo que nadie pueda ver cuantas le quedan. Y ya estamos listos para empezar la búsqueda de monstruos.

 

reseña smile juego de mesa

 

Buscando y atrayendo

Durante cada ronda de juego, habrá que realizar 2 acciones: buscar o atraer. El primer paso deberá realizarlo el jugador inicial, que tomará tantas cartas del mazo central como jugadores haya. Les dará la vuelta y las colocará en el centro de la mesa ordenadas según su valor numérico (existen cartas con valores desde -5 a 6).

 

opinión smile juego de mesa

 

A continuación, todos realizaremos el paso de Atraer, que está dividido en dos acciones entre las que tendremos que escoger en nuestro turno: Ofrecer o Recoger.

Ofrecer implica que el jugador activo podrá tomar una de sus luciérnagas ocultas y ponerlas sobre el monstruo de menor valor sobre la mesa. A continuación pasará el turno.

La acción de Recoger nos permite coger una criatura con una o más luciérnagas sobre su carta. Nos quedaremos las luciérnagas en nuestra mano y la carta de monstruo la colocaremos frente a nosotros bocarriba.

Los jugadores se turnarán para realizar sus acciones, eligiendo entre las 2 posibles.

Una vez se hace la acción de Recoger, ya no podremos intervenir más durante esta ronda. Si eres el único jugador que no ha tomado carta esta ronda, deberás recoger la última carta y colocarla frente a ti (incluso si no tiene luciérnagas).

Si en algún momento algún jugador posee dos criaturas con el mismo color en su esquina superior izquierda, deberás descartar ambas cartas obligatoriamente, perdiendo por tanto el valor de las dos. Este punto es una de las claves del juego, ya que podremos usarlo para eliminar cartas de puntuación negativa que ya poseamos, o por el contrario, pueden llegarnos a la mano sin nosotros desearlo y eliminar una carta positiva que ya tuviesemos en nuestra zona personal.

 

analisis smile juego de mesa

 

Cuando se dé el caso de que un jugador no pueda Ofrecer (porque no le queden luciérnagas en la mano) ni Recoger (porque ninguna carta tenga luciérnagas sobre ella), entonces deberá tomar una lágrima (los marcadores de color azul), colocarla frente a él, y a continuación robar una luciérnaga que deberá jugar inmediatamente.

Devolviendo a nuestros monstruos al redil

La partida termina tras 10 rondas, que coincidirá exactamente con el fin de mazo central. Entonces, los jugadores harán recuento de puntos de la siguiente forma:

  • Sumando los puntos de todas las cartas de criaturas que posea.
  • Por cada 5 luciernagas que tenga en la mano, sumará 1 punto extra.
  • Por cada lágrima que tenga delante, restará 1 punto.

Como es de esperar, el jugador con más puntos será el vencedor de la partida.

Una colección de criaturas adorables

Los componentes de Smile son simplemente dos: cartas y marcadores. Pero ambos destacan por su calidad.

Por un lado tenemos las cartas, un total de 50 de tamaño tarot, ilustradas maravillosamente con todo tipo de monstruitos de lo más tierno. El buen tamaño de las mismas hace que los diseños brillen todavía más.

 

reseña smile juego de mesa

 

El otro componente son los marcadores (luciérnagas y lágrimas), 40 piezas de cristal en dos colores: amarillos y azules, que dan un toque de calidad al juego y además se agradecen enormemente en mano gracias a su textura y peso.

 

reseña smile juego de mesa

Conclusión

Como habréis podido ver Smile es un juego muy accesible, perfecto para jugar con la familia o con gente sin demasiada experiencia. El poder elegir únicamente entre dos acciones no da lugar a análisis parálisis o a entreturnos largos. Todo fluye rápidamente, jugando luciérnagas o recogiendo criaturas. Lo único que debe preocuparnos es si queremos la criatura en mesa o si preferimos dejarla pasar para intentar hacernos con otra de mayor valor. La mecánica de eliminar a dos criaturas del mismo color es la clave del juego y la que nos permitirá plantear estrategias no solo para sumar puntos nosotros si no para fastidiar a nuestros contrincantes. Para poder planificarnos bien deberemos tratar de calcular el número de luciérnagas que los demás esconden en su puño y así saber hasta que punto podemos apretar en nuestras apuestas por una carta.

En definitiva, un filler de cartas muy bonito y sencillo, que puede ver mesa con bastante asiduidad y que además queda perfectamente recogido en una caja de pequeño tamaño, con lo que no molestará apenas en nuestra estantería.
 

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.