Reseña: Reef

4/5
  • Mecánicas
    4/5
  • Dificultad
    2.5/5
  • Originalidad
    4/5
  • Arte
    3/5
  • Materiales
    4.5/5

No todos los días podemos presumir de tener a nuestra disposición un arrecife de coral al que dar forma y hacer crecer a nuestro antojo. Eso es lo que nos propone Reef, un juego de 2 a 4 jugadores obra de Emerson Matsuuchi editado en nuestro país por Asmodee.

Reef cumple a la perfección el concepto más puro de filler: un juego de mecánicas sencillas, rápido (con partidas que pueden durar unos 30 minutos), muy fácil de sacar a mesa y apto para gente de todas las edades. Sumadle a eso una bonita estética cargada de color y tendremos un producto redondo dentro de su género.

Alzando arrecifes de coral

La preparación de Reef es muy sencilla. Deberemos repartir 2 cartas a cada jugador, un tablerillo personal y 3 fichas de puntos de victoria. También se les hará entrega de una pieza de coral de cada color (tenemos 4 colores diferentes) que podrán colocar en el lugar que ellos prefieran dentro de su tablero.

 

reseña reef

 

Por último barajaremos el mazo de cartas y pondremos 3 de ellas bocarriba, dejando el mazo a un lado para ir reponiendo las cartas que se vayan robando.

En el turno de cada jugador este deberá elegir una de las dos opciones permitidas: Jugar una carta de su mano o robar una de las cartas expuestas en el centro de la mesa (incluida la que se encuentra bocarriba sobre el mazo).

Si llevamos a cabo la primera opción, la carta que juguemos nos dará 2 acciones: la primera, obligatoria, será robar de la reserva central las fichas de coral indicadas en la parte superior y colocarlas en nuestro tablero. La segunda, opcional, será puntuar por la combinación de fichas de coral indicada en la parte inferior de la carta.

 

reseña reef

Si combinamos las fichas indicadas en la parte inferior, nos llevaremos los puntos señalados abajo a la derecha.

 

Si llevamos a cabo la segunda opción, elegiremos la carta que prefiramos de entre las que están bocarriba sobre la mesa y la sumaremos a las que ya tengamos en nuestra mano. Si optamos por la carta que se encuentra sobre el mazo general, deberemos descartarnos de una ficha de puntuación de valor 1 y colocarla sobre la carta que menos puntos de victoria ofrezca de entre las restantes situadas en el centro de la mesa.

 

reseña reef

 

Cuando colocamos fichas de coral en nuestro tablero, debemos tener siempre presente las combinaciones que nos darán puntos y que tenemos disponibles en las cartas de nuestra mano. Existen combinaciones muy simples (por ejemplo, puntuando por fichas sueltas de un mismo color) y también otras más complejas (una combinación en forma de L de fichas naranjas). El número de puntos de victoria que obtengamos irá de acuerdo a la dificultad de la figura, pudiendo además puntuar por todas las figuras similares que tengamos en el tablero.

Una de las mecánicas que más posibilidades estratégicas dan a las partidas, es la de poder colocar dichas fichas unas sobre otras, permitiendo de esta forma que nuestro arrecife crezca en 3 dimensiones. Podemos apilar hasta un máximo de 4 fichas, teniendo siempre en cuenta que la única válida para las combinaciones puntuables será aquella que esté en la parte superior de cada pila.

analisis reef

En esta jugada nos llevaremos 8 puntos gracias a las 2 filas de fichas naranjas.

 

La partida terminará cuando uno de los montones de fichas de coral se agote. En ese momento los jugadores podrán jugar las cartas que dispongan en su mano y, a continuación, se hará el recuento final de puntos de victoria.

Estrategia multicolor

Si alguna vez disfrutaste de juegos como Tetris o Columns, prepárate para engancharte a este Reef. El juego, a pesar de su bonito disfraz temático, es un abstracto en toda regla donde todo gira entorno a alinear fichas de colores, sacando el máximo rendimiento a las combinaciones que hagamos sobre el tablero y a las cartas que jugamos para puntuar.

Resulta muy divertido tratar de dar forma a la estructura que deseamos con las fichas recién conseguidas mientras rezamos porque ninguno de los demás jugadores nos quiten esa carta que está sobre la mesa y que nos vendría de maravilla robar para recibir un auténtico festín de puntos en próximos turnos.

 

reseña reef

 

Precisamente en ese punto se encuentra la poca interacción que el juego ofrece: Anticiparse a algún jugador, y hacernos con alguna carta por el simple hecho de fastidiarle la jugada que estuviese planeando. Algo que siempre podremos intuir echando una ojeada a los tableros de nuestros contrincantes y viendo las combinaciones que tienen construidas.

Con todo, no siempre lograremos prepararnos para los mazazos de puntos, y una simple carta jugada en el momento oportuno puede dar un giro a la partida de 180°.

 

opinion reef

Gracias a esta carta nos llevaremos los 4 puntos de las fichas azules.

 

Otro de los gustazos de este juego es pasar un par de turnos sin puntuar preparando una jugada en la que combemos varias figuras similares y finalmente sorprender a nuestros rivales multiplicando por 4 o 5 el valor de la carta que juguemos. Impagable.

 

reseña reef

Las ansiadas fichas de puntos de victoria.

 

Un consejo, cuidado con dilatar demasiado la espera para jugar esas cartas que nos harán puntuar alto. Si pecamos de avariciosos y no somos rápidos, la partida puede finalizar antes de lo previsto y dejarnos con la operación a medias.

Una propuesta de lo más vistosa

Reef es uno de esos juegos que despiertan curiosidad al verlos montados en mesa. Sus columnas multicolores y esas fichas de plástico grueso tan llamativas atraen la atención de todos los que pasan cerca. Sus materiales son realmente buenos, y no se ha escatimado en el número de piezas, disponiendo de un total de 112 fichas de coral divididas en 4 colores.

Por lo demás nos encontramos con 4 tableros de buen grosor y 64 cartas llenas de combinaciones que presentan un gramaje más que decente.

 

opinion reef

 

Conclusión

Cuando me hice con Reef, buscaba un juego rápido que diese algo de aire entre partidas más pesadas, un filler sencillo y vistoso fácil de sacar a mesa. Pero no sólo he encontrado eso, sino que además el juego me ofrece un contenido estratégico muy alto que termina volviéndolo adictivo por momentos. Como ya he mencionado, Reef me trae sensaciones similares a las de videojuegos estilo Columns, donde uno siempre busca la forma de preparar el terreno para, llegado el momento, lanzar esa ficha que haga explotar el tablero en una lluvia de puntos multicolores. Sólo que en esta versión de tablero hay que añadir e factor competitivo.

Podéis probarlo con gente no acostumbrada a juegos de mesa, con niños de corta edad o con la abuela, Reef puede llegar a casi todos los públicos y atraparlos gracias a sus sencillas mecánicas.

 

  • author image
    DragonS Responder
    Nov 6, 2018 @ 3:30 am

    JU E GA ZO. Buena reseña!

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.