Reseña: Polynesia

3/5
  • Mecánicas
    3.5/5
  • Dificultad
    2.5/5
  • Originalidad
    3/5
  • Arte
    4/5
  • Materiales
    4/5

La vida en vuestra isla en mitad del Pacífico parecía tranquila… hasta que la inminente erupción de un volcán os obliga a tomar las embarcaciones y salir de allí lo más rápidamente posible en busca de nuevas tierras.

Así da comienzo Polynesia, un juego de Peer Sylvester publicado en castellano por Ludonova. Ofrece partidas de 2 a 4 jugadores de una duración de entre 60 y 75 minutos.

Una carrera en pleno Pacífico

Polynesia es un juego de mecánicas sencillas enfocado a un público familiar que quiera apostar por algo un poquito por encima de la media en cuanto a profundidad. Ofrece partidas con una duración bastante ajustada, con un comedido toque de interacción y un apartado visual realmente maravilloso.

 

reseña polynesia juego de mesa

 

Polynesia tiene una preparación bastante rápida. Para comenzar deberemos desplegar nuestro tablero por la cara que se corresponda al número de jugadores. Luego repartiremos los tableros personales, así como los barcos y miembros de la tribu a los participantes. Los miembros de la tribu se colocarán: 8 en nuestro tablero personal cubriendo los espacios marcados del 2 al 7, y 5 en el tablero principal sobre la isla del volcán. Cada jugador recibirá también 3 pescados y 3 conchas de la reserva general.
Mezclaremos y colocaremos bocabajo todas las fichas de Isla sobre el mapa, situando 1 ficha verde en cada isla perteneciente a un archipiélago y 1 ficha naranja en cada isla marcada con el símbolo de la tortuga. A continuación las voltearemos y retiraremos todas aquellas que muestren una X de color rojo. En partidas de menos de 4 jugadores también retiraremos aquellas que posean una máscara con el número 4.

Todas las piedras de lava (los cubitos de madera en color gris, negro y rojo) se introducirán en la bolsa de tela.

Separaremos las cartas de Marea según el número en su dorso (1,2 y 3), y elegiremos una de cada grupo. Estas se leerán en voz alta y se colocarán al alcance de todos, ya que se tratan de objetivos a cumplir durante la partida con los que puntuaremos llegados al final de la misma. El resto de cartas volverán a la caja del juego.

Por último colocaremos el Indicador de Fase sobre el espacio con el número 3 del Marcador de Fase dibujado en el tablero y seleccionaremos el jugador inicial al azar.

 

reseña polynesia

 

Una ronda en Polynesia consta de 2 fases: Fase de Acciones y Fase de Mantenimiento.

Realizaremos 3 fases de acciones consecutivas: una marcada con el número 3, otra con el 2 y la última con el 1. Dependiendo del número en el que nos encontremos la acción variará en efectividad o coste. Para entender esto, explicaremos las distintas acciones a realizar:

  • Explorar: Colocaremos un barco en cualquier ruta del mapa (una ruta es la línea punteada entre dos islas). El coste de colocar dicho barco será igual al valor de la fase en la que nos encontremos, y podremos realizar el pago usando un único recurso: pescados o conchas. Colocaremos uno de los recursos junto a nuestro barco y el resto se devolverá a la reserva general. Si la ruta ya tiene un barco rival, deberemos pagar obligatoriamente 2 recursos del tipo existente en esa ruta a todos los jugadores que posean un barco.
  • Viajar: Desplazaremos a nuestros miembros de la tribu de una isla a otra a través de rutas exploradas tantos espacios como el valor de la fase en la que nos encontremos. Para desplazarnos a través de la ruta de otro jugador, deberemos pagarle un recurso del tipo indicado y además siempre tendremos que movernos junto a un miembro de su tribu. Este miembro rival deberá estar en la isla de la que partimos y nos acompañará a la isla destino.
  • Poblar: Trasladaremos miembros de la tribu desde nuestro tablero personal al principal. En este caso no influye el valor de la fase en la que nos encontremos y podemos elegir entre 2 opciones: Añadimos 3 miembros a la isla principal con el volcán, o añadimos 1 miembro a cualquier isla donde ya tengamos a otro miembro de nuestra tribu.
  • Pescar: Obtendremos una cantidad de recursos de cualquiera de los dos tipos disponibles a nuestra elección igual al valor de fase en la que nos encontremos.

 

reseña polynesia

 

Una vez ejecutadas estas acciones, entraremos en la Fase de Mantenimiento, que consta de 4 pasos:

  • Erupción del volcán: El jugador inicial roba una piedra al azar de la bolsa y la coloca sobre le cráter. Si la piedra es gris, no pasa nada. Si la piedra es negra, robará 2 piedras adicionales. Si la piedra es roja y es la sexta de este color, la partida finaliza inmediatamente. Si no es la sexta piedra roja, la partida continúa.
  • Declive: El jugador inicial elige entre pescados y conchas, y todos los jugadores se descartan de todas sus fichas de ese tipo.
  • Recursos: Todos los jugadores reciben recursos según las islas donde tengan al menos un miembro de su tribu. Si las islas tienen el símbolo del pez, reciben 1 pescado por cada una. Si tienen el símbolo de la concha, recibirán 1 concha por isla.
  • Nuevo jugador inicial: El jugador inicial pasa la ficha de Jugador Inicial a su izquierda y da comienzo una nueva ronda.

La partida continuará hasta que se revele la sexta piedra roja de la bolsa. En ese momento el volcán explota, destruyendo tanto la isla principal como las 3 islas adyacentes y todos los miembros de las distintas tribus que allí permanecieran.

En el modo a 2 jugadores se mantienen todas las reglas con una única excepción: no podremos explorar una ruta existente.

 

reseña polynesia juego de mesa

 

Un juego para todos los públicos

Tal y como el propio autor comenta en la introducción al libro de reglas: Desde un punto de vista puramente mecánico, Polynesia es un juego bastante abstracto. No le falta razón. El juego cuenta con un tema que le aporta algo de chispa y, sobre todo, le otorga un trasfondo visual que realmente ayuda a que entre por los ojos, pero más allá de eso, Polynesia es una experiencia puramente abstracta.

Independientemente de eso, Polynesia es un título que ha sabido afinar el tiro de cara a su público objetivo: los núcleos familiares o jugadores casuales, siendo un producto muy redondo en casi todos los aspectos tal y como comentaremos a continuación.

 

polynesia juego de mesa

 

A nivel mecánico estamos ante un título fácil de asimilar, que puede explicarse rápidamente tanto a jugones como a recién llegados. Pero, al contrario de lo que sucede con otros juegos familiares, Polynesia mejora sensaciones a partir de la tercera o cuarta partida, ya que requiere algo de rodaje. Necesitaremos nuestro tiempo para dar con la estrategia adecuada y, sobre todo, para aprender a adaptarnos a las circunstancias de cada sesión.

Los elementos que nos obligan a tener que adaptar nuestro modus operandi son, principalmente, las cartas de Marea, de las que revelaremos 3 por partida y que se encargan de modificar la forma de puntuar, así como algunas reglas del juego, haciendo que cada partida tenga sus propios matices y objetivos. Al estar divididas en 3 mazos independientes, estos cambios siempre están equilibrados, afectando uno a la forma de puntuar en los archipiélagos, otro a la forma de actuar de las máscaras y el último a cambios generales de reglas.

 

polynesia juego de mesa

Cartas de Marea

 

Una vez metidos en la partida, descubriremos algunas mecánicas bastante curiosas con un enfoque que tiende a la interacción, aunque esta no resulta demasiado dañina en ningún momento.

Un ejemplo de ello es el paso dentro de la fase de mantenimiento en el que el jugador inicial deberá obligar a todos los jugadores (él incluido) a descartarse de uno de los dos tipos de recursos existentes. Este efecto, aparentemente devastador, no lo es tanto cuando tenemos en cuenta que los recursos de todos están siempre a la vista y que por tanto, es fácil adivinar cuál será el descarte de cada uno. Gracias a esto, todos los jugadores podrán prepararse para lo que está por venir, anticipándose la mayor parte del tiempo a la elección del jugador inicial.
Por otro lado, esta misma acción obligatoria se ve atenuada al tener lugar justamente antes del paso de recolección de recursos, lo que amortigua bastante el golpe y nos permite reponernos casi al instante.

Otra pieza importante dentro de la interacción entre jugadores es la acción de Viajar, concretamente cuando nos movemos entre dos islas que no cuentan con uno de nuestros barcos en su ruta. Recordemos que para desplazarnos en esos casos, deberemos pagar el recurso indicado al jugador dueño de dicha ruta (o dueños, si hubiera más de un barco) y movernos obligatoriamente acompañados de uno de los miembros de su tribu.

Una vez más nos encontramos ante una mecánica interesante que puede aportar bastante salseo durante las partidas si se usa adecuadamente pero que no llega a ser determinante ni demasiado dañina. Mantiene por tanto esa línea que comentamos en la que se nos ofrece una herramienta de interacción directa, pero suavizando sus efectos para evitar conflictos mayores.

Una de las propuestas que más nos ha gustado de Polynesia son sus fases de acciones, en las que tendremos costes variables dependiendo de si nos encontramos en la primera, en la segunda o en la tercera fase. Debido a esto, lo habitual será que aprovechemos el primer y segundo turno para recolectar recursos o viajar, posponiendo la expansión para el tercero, cuando sólo nos suponga la inversión de un único recurso. Será importante leer bien el tablero y aprovechar el momento justo para romper este ritmo “lógico”, sorprendiendo a nuestros rivales y apoderándonos de alguna de las rutas de forma inesperada.

 

polynesia juego de mesa

 

Y es que precisamente las rutas serán el principal foco de enfrentamientos durante la partida. El primer jugador que inaugure una de estas conexiones será quien se beneficie de cualquier posterior viajero que pase por allí, además de se quien se abra camino antes que nadie hacia nuevas islas inexploradas

En cuanto a las islas, estás serán mucho más laxas al no tener límite de meeples. La competencia llegará, eso sí, a causa de las fichas de Isla (y que únicamente obtendrá el primer jugador que alcance la isla donde se encuentre la ficha), que nos aportarán puntos extras y otros beneficios variables según las condiciones particulares de las cartas de Marea.

Como último detalle destacable he de mencionar la duración indeterminada de la partida. Polynesia tiene una duración mínima de 5 rondas, que pueden alargarse hasta las 9 si el azar de la bolsa así lo quiere. Ese puntito de no saber en qué momento exacto entrará en erupción el volcán, finalizando por tanto la partida, le otorga un plus de emoción a la recta final del juego así como cierta dosis de push your luck a esos últimos minutos, en los que nunca sabremos si habrá tiempo suficiente para alcanzar las islas más lejanas o nuestro viaje terminará de improviso.

polynesia juego de mesa

La isla bonita

Ludonova es una de las editoriales españolas que más apuesta por los juegos de producción propia, y uno de su sellos distintivos es que todos ellos cuentan con un cuidadísimo apartado visual.

Polynesia no es para nada la excepción, y como muestra no hay más que detenerse a observar el precioso tablero central, cualquiera de sus tablerillos personales (ilustrados con mimo incluso en su parte trasera) o sus preciosos mini meeples de madera, con un tamaño poco común pero perfecto para no inundar el juego con piezas innecesariamente grandes.

 

reseña polynesia juego de mesa

 

Tanto el arte como los componentes de este título rezuman calidad y buen gusto en su diseño, y puestos a sacarle alguna pega, sólo podría señalar la ficha de jugador inicial, bastante sosa en comparación con el resto de elementos.

Conclusión

Polynesia es un muy buen diseño. Un juego que apuesta fuerte por llegar a un amplio abanico de público, pero especialmente enfocado en el familiar.

Las partidas a este título de Ludonova son siempre agradables, con las dosis justas de interacción y sobre todo con buenas posibilidades estratégicas. Hemos de destacar eso sí, que el juego brilla principalmente a 4 jugadores, escalando de manera regular a menor número de participantes.

 

reseña polynesia juego de mesa

 

Cuenta con una original combinación de mecánicas y una buena variabilidad en los objetivos a conseguir gracias a esas cartas de Marea, que nos plantearán nuevos retos en cada partida.

Con todo, hemos de tener presente que es un juego de escasa profundidad, que se quedará corto para los jugones más curtidos, pero que puede convertirse en una opción ideal para sacar a mesa cuando nos reunamos con jugadores nobeles.

Lo Mejor

  • Arte y componentes muy bonitos.
  • Ideal para jugar con la familia.
  • La interacción entre jugadores.

Lo Peor

  • Si tienes algo de experiencia, se te quedará corto rápidamente.

Polynesia

EDITORIAL: Ludonova
AUTOR: Peer Sylvester
JUGADORES: de 2 a 4
DURACIÓN: 60-75 minutos
EDAD: 12+
DUREZA: 2.60
Polynesia en la bgg

 

Buscar en Ronda Final

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Nuestro Top

top juegos de mesa
https://www.rondafinal.es/xia-juego-de-mesa-resena/
https://www.rondafinal.es/resena-escape-tales-el-despertar-juego-de-mesa/
top juegos de mesa
marvel champions
top juegos de mesa
top juegos de mesa
ponzi scheme
monster lands
lord of hellas

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.