monolith arena reseña Otros

Reseña: Monolith Arena


Información General

Maldito Games | Michal Oracz | De 2 a 4 jugadores | 30-45 min | 10+

Distintas razas de guerreros portadoras de primitivos Monolitos con siglos de antigüedad se han reunido en la arena de una competición mortal. Desafía a tu rival y defiende tu Monolito o muere en el intento.

Esto es Monolith Arena, un juego de Michal Oracz que reimplementa las mecánicas del Neuroshima Hex con una ambientación que nos transporta a un mundo de fantasía medieval gobernado por diferentes especies: desde elfos hasta demonios de las profundidades.

En nuestro país ha sido publicado por Maldito Games, y permite partidas de 2 a 4 jugadores de unos 30 minutos de duración.

Razas enfrentadas a muerte

Monolith Arena es esencialmente un juego de enfrentamiento directo entre 2 jugadores, en el que cada uno controlará a una de las 4 facciones incluidas en la caja básica: el Imperio Dragón, los Señores del Abismo, los Heraldos del Bosque y los Guardianes del Reino.

 

monolith arena reseña

 

Estos duelos se llevarán a cabo en un pequeño tablero en el que el escaso espacio nos obligará a tener contacto directo de manera continua. El objetivo de la partida será destruir el estandarte enemigo mientras protegemos el nuestro. Si los jugadores agotan sus 35 losetas disponibles, la partida concluirá igualmente y vencerá aquella facción que haya infligido más daño al estandarte del rival.

Tal y como comentábamos unas líneas más arriba, además del 1vs1, el juego tiene opción a partidas a 3 y 4 jugadores. Dichas variantes son simple y llanamente un parche para atraer a un público más amplio, y lo único que ofrecen son duelos por equipos con nulo interés. Monolith Arena es claramente un juego concebido para 2 jugadores y por esa razón esta será la única modalidad de juego la que analizaremos aquí.

Preparar una partida a 2 a Monolith Arena no nos llevará más de un par de minutos. Deberemos desplegar en tablero en el centro de la mesa, a continuación cada jugador elegirá una de las facciones, tomará su hoja de referencia de facción, las 35 losetas correspondientes y, de entre ellas, separará la loseta de Estandarte, que procederá a colocar en cualquier casilla del tablero principal. El resto de losetas las barajará y apilará bocabajo cerca suya. Finalmente ambos jugadores situarán su marcador de puntos de vida en la casilla con el número 20 dentro del medidor de Puntos de Vida que se encuentra bordeando la zona superior del tablero.

 

monolith arena reseña

 

Una vez ambos jugadores hayan realizado estos pasos, la partida puede dar comienzo.

El turno inicial de Monolith Arena difiere un poco del resto de turnos. Deberemos proceder de la siguiente forma:

  • El jugador inicial solo robará 1 loseta bocabajo de su pila, pudiendo jugarla, guardarla o descartarla.
  • El siguiente jugador robará 2 losetas de su pila y realizará el mismo proceso.

Tras este primer turno, el resto de la partida se desarrollará siguiendo estos pasos:

  • El jugador activo robará losetas hasta tener un total de 3 frente a él. Esto quiere decir que si conserva alguna loseta de turnos anteriores robará menos de 3. En caso de no tener ninguna loseta guardada, robara 3 de ellas.
  • A continuación descartará una de las 3 losetas y la colocará en su pila de descartes.
  • Ahora puede elegir qué hacer con cada una de las 2 losetas restantes: jugarlas, guardarlas o descartarlas.

Finalizados estos pasos, será el turno del siguiente jugador.

 

reseña monolith arena

 

Como habréis notado, el turno es realmente sencillo, y deja toda la chicha del juego en las diferentes losetas disponibles y sus efectos, que variarán dependiendo de la raza que controlemos.

Estas losetas pueden ser de dos tipos:

  • Losetas de Tablero: Son aquellas losetas que al jugarlas, deberán colocarse en cualquier espacio desocupado a nuestra elección dentro del tablero central. Existen 3 tipos de diferentes:
    • Estandartes: Cada Estandarte cuenta con 20 puntos de vida, que irán reduciéndose a medida que reciba ataques enemigos. Si durante la partida un estandarte es destruido, su dueño pierde la partida.
    • Campeones: Son los guerreros que se enfrentarán en combate cada vez que demos la orden de atacar. Según los símbolos indicados en estas fichas, podrán realizar ataques cuerpo a cuerpo, ataques a distancia, defenderse gracias a armaduras, utilizar redes para atrapar a los rivales y otra serie de efectos explicados en las hojas de referencia de facción.
    • Runas: Las Runas son poderosos artefactos que afectan a todas las losetas aliadas adyacentes conectadas. El efecto producido dependerá de la runa, pudiendo aumentar la fuerza de los ataque cuerpo a cuerpo, mejorar la Aceleración, sanar a nuestros guerreros, etc…

Tanto las losetas de Campeones como la de las Runas cuentan con un punto de vida, a menos que se indique lo contrario en la propia loseta. Esto quiere decir que dichas losetas deberán retirarse al recibir un único impacto.

 

juego de mesa monolith arena

Losetas de Orden

 

  • Losetas de Orden: Estas losetas no se colocan en el tablero, deben ser descartadas tras su uso. Algunas de ellas son comunes a todas las facciones, mientras que otras solo las encontraremos en determinadas razas. Las órdenes comunes son por ejemplo:
    • Combate: que iniciará inmediatamente un combate entre todas las losetas situadas en el tablero central.
    • Mover: que permitirá desplazar a cualquier loseta aliada a una casilla adyacente y/o girarla en cualquier dirección.
    • Explosivo: Inflige una herida a todas las losetas en casillas adyacentes en la forma que muestra el icono de esta loseta de Orden.
    • Empujar: Permite que una loseta aliada empuje a un enemigo adyacente separándolo un espacio.

Una vez conocemos los tipos de loseta, solo quedaría ver cómo se desarrollan los combates una vez iniciados.

Tras activarse un combate, ya sea porque algún jugador ha ejecutado la loseta de orden correspondiente, porque todo el tablero se ha llenado de losetas o por haber llegado al final de la partida, lo primero que haremos es comprobar la Iniciativa de las losetas de Campeones en juego (dicho valor varía entre 0 y 3).

 

opinion monolith arena

 

Aquellos que tengan la iniciativa más alta serán los primeros en activarse, realizando todos sus ataques al unísono y en la dirección indicada por la loseta (algunas mostrarán ataques en distintas direcciones). Una vez activados todos los Campeones de dicha iniciativa, pasaremos a los siguientes en orden descendente, y continuaremos de esta forma hasta que todos hayan realizado su activación.

Las losetas de Runas no cuentan con Iniciativa, por lo que su efecto será permanente mientras estén presentes en el tablero.

Curiosamente, los Monolitos que dan nombre a este título son un elemento más bien secundario del juego, que las propias reglas recomiendan añadir sólo cuando dominemos los conceptos básicos.
Para usarlos deberemos tomar las 3 piezas de plástico de uno de los colores incluidas en la caja. Antes de comenzar la partida, cada jugador colocará su Estandarte en el segmento superior del Monolito, poniendo dos losetas de tablero en los otros dos segmentos, que quedarán ocultos encajados bajo el Estandarte.

 

reseña monolith arena

 

Durante la partida, después de robar y descartar al menos 1 loseta, tendremos la opción de desplegar el Monolito, en cuyo caso no podremos colocar ninguna loseta en el tablero durante ese turno.

Para desplegarlo, deberemos mantener la pieza que contiene el Estandarte en la misma posición, y revelaremos los otros dos segmentos (así como las losetas que ocultaban), colocándolos en cualquier posición siempre y cuando estén adyacente al Estandarte.

A partir de ese momento, podremos hacer uso de las losetas de tablero reveladas de forma normal, pudiendo desplazarlas para separarlas del Monolito, e incluso introducir nuevas losetas en cualquier segmento vacío.

Tras un combate, el Monolito volverá a ponerse en pie de forma automática. Esta es la única forma de devolverlo a su estado original, y se realizará siempre independientemente del resultado o los intereses de su dueño.

 

reseña monolith arena

 

Un juego de mecánicas sencillas pero profundas

Monolith Arena es un título bastante abstracto en sus mecánicas que nos ha recordado mucho a los clásicos juegos de enfrentamientos por mazos aunque, al contrario de lo que sucede en este tipo de títulos, aquí disponemos de un campo de batalla donde nuestras unidades tendrán presencia física. Este detalle resulta de vital importancia, no sólo por tema de distancias o adyacencias, sino por la orientación de nuestras unidades durante las partidas.

Hacia donde encaremos a nuestros soldados, en qué lugar lo coloquemos o cuál es su valor de Iniciativa son todos elementos fundamentales para tejer una estrategia en Monolith Arena. Más aún cuando tendremos varios turnos para organizar el posicionamiento de nuestras unidades antes de desencadenar un ataque. Este es sin duda otro elemento crucial: la mayoría de nuestras unidades no atacarán hasta que nosotros (o nuestro rival) demos la orden correspondiente, momento en el que se desencadenará una batalla campal.

 

reseña monolith arena

 

Las sensaciones que este título me transmite a este respecto, me recuerdan bastante a las de los juegos de programación de acciones, donde todo permanece en pausa mientras vamos planificando nuestros próximos movimientos, en este caso colocando unidades con la intención de que ejecuten nuestro plan correctamente una vez la acción se desate. Mientras ningún jugador revele la loseta de Orden de Combate, el pulso por situar unidades aquí y allá será tenso y reñido, siempre disputándonos las mejores posiciones y tratando de mantener un equilibro entre el asedio al Estandarte enemigo y la defensa del nuestro. Durante estos turnos, habrá ciertas órdenes puntuales que nos permitirán interactuar un poco con el tablero más allá del despliegue de losetas, por ejemplo empujando a algún rival o desplazando alguna de nuestras unidades previamente colocadas. Pero como decimos, la verdadera acción no llegará hasta que demos la orden de atacar.

El desarrollo de las batallas me ha parecido sobresaliente y de una sencillez espectacular. Ir resolviendo cada combate, en la gran mayoría de los casos, no presenta ninguna complicación, y es tan fácil como ir activando unidades en orden decreciente de Iniciativa.
Existen situaciones concretas que si pueden prestarse al debate, sobre todo cuando varias unidades enfrentadas llevan a cabo sus acciones al mismo tiempo y estas cuentan con habilidades más complejas. Aun así, el libro de reglas suele aclarar la mayoría de dudas, con lo que no es un problema a tener en cuenta.

 

juego de mesa monolith arena

 

Un punto en común en todas las partidas de Monolith Arena es la masacre continua tras casi cualquier combate. Las batallas son una auténtica carnicería en las que salir de ellas con nuestros mejores soldados vivos es todo un logro, no siendo extraño que el campo de batalla quede prácticamente desierto tras resolver una Orden de Combate.

En lo que respecta a puntos negativos del juego, el que más podría pesarle es el del azar a la hora de revelar losetas, que dejan poco control a las estrategias a largo plazo.

Para mitigar este problema, Monolith Arena cuenta con un modo de juego más táctico en el que en cada turno robaremos 6 losetas en lugar de 3, descartaremos una de ellas y jugaremos un máximo de 2.

Una puesta en escena efectiva

Monolith Arena cuenta con componentes bastante sencillos y alejados de la espectacularidad. Aquí no disfrutaremos de miniaturas ni dados personalizados, de hecho el grueso del contenido no es más que cartón troquelado y alguna hoja de referencia. Lo único que se sale un poco de esta dinámica son las piezas plásticas hexagonales que conforman los monolitos.

Por tanto, es importante no dejarnos llevar por la llamativa portada que invita a fantasear con figuras de plástico en poses épicas, y ser conscientes de que Monolith Arena cuenta con una puesta en mesa bastante aséptica cuyo atractivo principal se encuentra en las ilustraciones de las hojas de facción. Ni siquiera el arte de las losetas llega a ser llamativo, ya que a pesar de su buena calidad y diseño, el reducido tamaño de las mismas impide que luzcan al ser desplegadas.

 

analisis monolith arena

 

Ahora bien, lo cierto es que a nivel personal no puedo más que agradecer esta decisión. Esta sencilla pues en escena facilita enormemente el despliegue del juego y evita la enorme pereza que transmiten ciertos títulos plagados de miniaturas, fichas y sobreproducción, los cuales acaban siendo condenados a largas temporadas sin salir de la estantería precisamente por esa cantidad de material innecesario.
Monolith Arena es un juego que verá mesa casi sin proponérnoslo, que desplegaremos en un instante y recogeremos igualmente rápido, como si de una partida de damas se tratase.

Ciñéndonos al apartado artístico, cabe volver a destacar el trabajo de ilustración y el diseño de personajes. Aunque desafortunadamente esta gran labor apenas se dejará ver durante el desarrollo de las partidas, y sólo podremos disfrutarlo en todo su esplendor en las mencionadas hojas de referencia, en el libro de reglas y, por supuesto, en esa gran portada.

 

analisis monolith arena

 

Conclusión

Monolith Arena reúne en su caja una experiencia de juego a 2 jugadores intensa, rápida, fácil de asimilar pero profunda y compleja de dominar.

Las 4 facciones aportan formas de jugar y estrategias muy dispares entre sí; teniendo disponibles desde los rápidos Heraldos del Bosque expertos en ataques a distancia, hasta los Guardianes del Reino y su inimitable resistencia en los combates. Esta diversidad asegura muchas horas de juego, y además permite que cada quién pueda encontrar una facción que se adapte a su estilo.

Para aquellos jugadores que disfruten elaborando tácticas y profundizando en las virtudes de cada ejército hasta dominarlos por completo, este juego será una delicia. E incluso los jugadores casuales encontrarán en él un divertimento ocasional para sacar a mesa cuando busquen un buen título a dos, gracias sobre todo a sus reglas sencillas, bien estructuradas y unas hojas de facción espectacularmente bien planteadas, que facilitan enormemente cualquier duda o consulta que debamos realizar.

Monolith Arena tampoco busca ser el juego de enfrentamientos definitivo, puesto que para llegar a ese nivel necesitaría disponer, como mínimo, de opciones para configurar nuestros ejércitos. Y esto es algo que no sucede. Aquí cada facción está predefinida y su estructura es inamovible: 35 losetas con ciertos campeones, unas runas concretas, varias losetas de orden y, por supuesto, un estandarte al que proteger. No hay más.

Pero es precisamente esta carencia de configuraciones iniciales lo que agiliza muchísimo la experiencia de juego y su despliegue, permitiendo que una partida a Monolith Arena se zanje en apenas 30 minutos y nos deje un espléndido sabor de boca y con ganas de más.

Si buscas un buen juego de enfrentamiento 1vs1, de duración reducida, y no te importa prescindir de miniaturas en favor de cómodas losetas de cartón, os recomendamos enérgicamente Monolith Arena.

Reseña Monolith Arena

Mecánicas 85%
Arte y Componentes 72%
Diversión 85%
Rejugabilidad 80%
Opinión Final

Monolith Arena es un juego centrado en los duelos a dos muy directo, táctico y rápido de jugar. En esta caja básica encontramos 4 ejércitos muy diferentes entre sí, lo que nos asegura muchas horas de partidas y piques. Su puesta en escena es bastante discreta, aunque nada de esto desmerece la experiencia de juego. Eso sí, ignorad el modo a 3 o 4 jugadores ya que está metido con calzador.

Puntuación 80% Excelente
Puntuación de los Lectores
0 votos
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *