Reseña: Valhalla

4/5
  • Mecánicas
    3.5/5
  • Dificultad
    3/5
  • Originalidad
    3.5/5
  • Arte
    4.5/5
  • Materiales
    4.5/5

El mundo está llegando a su fin y los clanes vikingos lo saben. Para todos ellos es la hora de afrontar el fin como guerreros y buscar una muerte digna en combate que les abra las puertas del Valhalla.

En Valhalla, el juego que nos ocupa, cada jugador tomará el rol de un Jarl vikingo. Durante la partida deberemos reclutar soldados para nuestro clan y enviarlos a luchar contra los clanes rivales para obtener toda la gloria posible.

Es una propuesta de 1 a 6 jugadores con partidas que oscilan entre los 30 y los 60 minutos de duración. Está editado en nuestro país por Last Level.

Preparación y mecánicas

Valhalla es un juego muy sencillo de desplegar al estar compuesto únicamente por cartas y dados. Dentro de la caja encontramos distintos módulos de cartas que se corresponden con diferentes expansiones que podremos agregar a voluntad a cada partida, haciendo las opciones jugables más o menos variadas según deseemos.

 

reseña valhalla juego de mesa

 

Una vez tenemos claro que cartas vamos añadir, cada jugador recibirá un tablero personal. A continuación deberemos tomar las cartas de Jarl y repartir 3 a cada jugador. De entre todas ellas, descartarán 2 y conservarán una que colocarán a la izquierda de su tablero.

También se entregará a cada jugador una carta de referencia de turno y 4 escudos de un mismo color, que representarán sus puntos de vida.

Se barajará el mazo con todas las cartas que hayamos decidido incluir en esta partida (el mazo básico incluye 120 cartas) y se situarán en el centro de la mesa tantas cartas de Guerrero bocarriba como jugadores más uno.

El jugador sentado a la derecha del jugador inicial elige uno de los Guerreros de la mesa y lo coloca en su tablero de jugador, el resto hará lo mismo siguiendo hacia la derecha hasta que todos tengan un Guerrero en su zona. La última carta se barajará de nuevo junto al mazo.

 

reseña valhalla juego de mesa

Cartas de Guerreros

 

Finalmente cada jugador roba 7 cartas del mazo central y descarta 2 de ellas que conformarán la pila de descarte.

Tras la preparación, ya estaremos listo para iniciar la partida. Comenzando por el jugador inicial, el turno de cada jugador está dividido en dos fases distintas:

  • En la primera fase deberemos realizar una acción a nuestra elección de entre las cuatro disponibles. Podremos jugar un guerrero que tengamos en nuestra mano a nuestra banda, colocándolo en un espacio vacío de nuestro tablero. También podremos añadir dos guerreros de nuestra mano a nuestra banda, siempre y cuando el total de armas de ambas cartas sean tres o menos. Podremos atacar a otro jugador (esto lo explicaremos un poco más abajo) y finalmente podremos robar dos cartas del mazo central y quedarnos con una de ellas.
  • En la segunda fase el jugador deberá robar dos cartas del mazo central y quedarse con una de ellas.

Una vez finalizados estos dos pasos, el turno pasa al siguiente jugador siguiendo el sentido horario.

 

reseña valhalla juego de mesa

Cartas de Jarl

 

Como habréis visto, las diferentes acciones no presentan mayor complejidad, y son todas sencillas e intuitivas, pudiendo desarrollarse el turno en apenas unos segundos.
La única acción que requiere un poco más de tiempo y gestión es la de atacar a un contrincante. Pasamos a detallarla a continuación.

Cuando un jugador decide atacar a un rival, deberá proclamarlo en voz alta. El único requisito para poder hacer esto es que tanto él como el jugador retado posean guerreros en su tablero personal.

Si esto se cumple, el jugador atacante tomará los seis dados negros (más cualquiera adicional que le aporten sus habilidades de Jarl u otras cartas) y los lanzará.

 

valhalla juego de mesa

 

El resultado de cada dado será un símbolo de arma que pueden coincidir con aquellos mostrados en el lateral izquierdo de sus cartas de Guerreros. En caso de que los símbolos sean iguales, el atacante puede colocar estos dados en los espacios coincidentes.

Cada Guerrero posee un número distinto de espacios, cuanto mayor sea este número, más fuerte será el Guerrero y más daño causará al rival. Pero sólo podremos activarlo si colocamos un dado en cada uno de sus huecos haciendo coincidir los símbolos. Además, algunos guerreros tendrán habilidades especiales que sólo se llevarán a cabo si este es activado (como por ejemplo los Gigantes de Hielo que obligan al defensor a descartarse de uno de sus dados).

Tras la primera tirada, el jugador decidirá que dados conserva y cuales quiere volver a lanzar. Para realizar una nueva tirada, antes deberá descartar uno de los dados no utilizados.
Este proceso se llevará a cabo tantas veces como el jugador desee hasta que se quede sin dados que descartar o conservar. En ese momento decidirá en que espacios coloca cada dado de entre los disponibles en sus Guerreros desplegados.

 

valhalla juego de mesa

 

Durante el ataque, el jugador activo tendrá la opción de jugar todas las cartas de Tácticas de Combate desde su mano que desee. Estas cartas aportan modificaciones al ataque que van desde añadir puntos al total de la fuerza, hasta sumar dados extras al lanzamiento.

Cuando el atacante termina su fase, llegará el turno del jugador defensor. Este tomará los dados rojos y los lanzará, realizando el mismo proceso que hemos descrito durante el ataque.

Terminado el combate, se compararán las fuerzas de ambos clanes. Para ello se sumarán los puntos indicados en la zona superior de cada carta de Guerrero que haya sido activada (es decir, cuyos espacios de armas estén todos ocupados por dados con el símbolo adecuado) así como los de las cartas de Tácticas de Combate jugadas, se compararán, y el jugador que posea el número más alto será el vencedor (en caso de empate, la victoria es para el atacante).

Si vence el atacante, tomará un escudo de su rival y lo colocará en su tablero personal. Además todas las cartas de Guerrero activadas durante el combate serán descartadas y enviadas al Valhalla (colocándolas en la zona derecha de su tablero). Los demás Guerreros permanecen en su lugar.

Si vence el defensor no perderá ni ganará escudos, pero podrá elegir a cuales de sus Guerreros activados envía al Valhalla.

 

valhalla juego de mesa

Cartas de Tácticas de Combate

 

Hasta aquí llegaría la fase de combate, como veis es también muy sencilla, aunque requerirá de nosotros una buena gestión de los dados (además de algo de suerte) y saber jugar nuestras cartas de Tácticas de Combate en el momento adecuado. Estas cartas son especialmente valiosas y escasas, por lo que desperdiciarlas puede abocarnos a la derrota.

La partida continuará hasta que se den uno de estos dos casos:

  • Uno de los jugadores pierda su último escudo.
  • Uno de los jugadores robe la última carta de mazo central.

Cuando se cumpla uno de estos requisitos, pasaremos a una última ronda de juego denominada Ragnarök, donde cada jugador lanzará los dados como si se encontrase combatiendo y activará a los Guerreros que desee. Al final de su turno, todos los Guerreros activados serán enviados al Valhalla. En esta ronda especial no se robarán escudos ni enfocaremos nuestro ataque hacia ningún rival. El único objetivo será alcanzar la gloria muriendo en combate.

Cuando el Ragnarök llega a su fin, la partida concluye y pasamos al recuento de puntos que encumbrará a uno de los clanes como ganador.

 

valhalla juego de mesa

 

Aquí es donde cobrará sentido el hecho de que hayamos enviado a nuestros Guerreros al Valhalla. Cada jugador tomará las cartas de sus vikingos fallecidos en combate (que recordemos hemos ido almacenando a la derecha de nuestro tablero personal) y sumará los puntos de Gloria indicados en la zona inferior izquierda de cada carta.

A estos puntos deberemos sumarles los que nos aporten los escudos que poseamos. La cantidad de puntos por escudo variará en función del número de jugadores. Por ejemplo, en una partida a cuatro jugadores cada escudo que poseamos (tanto propios como robados a nuestros rivales) nos otorgará dos puntos de Gloria, y además cada grupo de tres escudos diferentes de nuestros enemigos contarán como tres puntos de Gloria adicionales.

El jugador con más puntos de Gloria será el vencedor de la partida.

Componentes y apartado artístico

Valhalla viene bastante bien surtido de componentes, todos ellos de calidad. Para empezar cuenta con sus 120 cartas básicas a las que hay que sumar todas las que conformar sus ocho expansiones extras. Entre ellas se incluyen un modo solitario y un rey de la colina.

Las cartas cuentan con un buen grosor y están perfectamente tematizadas con unas ilustraciones realistas, muy elaboradas y con un tono dramático que nos ha encantado. La única pega que le ponemos es que algunas de las imágenes se repiten demasiado en diferentes cartas y en general todos los personajes tienen una pose demasiado estática y similar.

 

valhalla juego de mesa

Cartas de Gigantes de Hielo

 

Los dados son personalizados y están grabados con buen nivel de detalle, teniendo un total de 15 de ellos (6 negros, 6 rojos y 3 grises).

Hay que destacar los magníficos tableros personales de cartón,  de un grosor sobresaliente, plegables y cada uno de ellos decorados con una ilustración única.

Como detalle final, todos los componentes quedan muy bien almacenados en una cuna plástica que nos ha parecido muy útil, especialmente para tener las cartas bien ordenadas, ya que facilita enormemente poder localizar aquellas que queramos usar en cada partida.

Opinión

Valhalla es un juego con unas reglas muy fáciles de asimilar y rápidas de explicar. Cuenta con un despliegue ágil facilitado por un inserto que permite tenerlo todo realmente bien organizado. Las diferentes opciones de configuración de partida, dadas por los distintos módulos (o expansiones) que podemos añadir de forma opcional, hacen que la vida del juego se alargue enormemente y que la variedad de combinaciones y situaciones que pueden generarse sea muy grande.

Se agradece además que estos añadidos no hagan que el juego en su versión básica luzca incompleto o falto de gracia. En nuestra experiencia el juego es realmente divertido aunque lo estemos jugando sin ninguna expansión.

 

valhalla juego de mesa

 

El aporte que hacen las cartas de la mayoría de módulos extras son nuevas cartas de Guerreros y Tácticas de Combate, que traen consigo distintas habilidades y alguna que otra mecánica diferenciadora. Por ejemplo, con la expansión de La Ayuda de Thor, se introducen cartas que nos permitirán ayudar a un clan rival en mitad del combate ofreciéndoles algún tipo de poder adicional.

Todas las expansiones aportan algo interesante, bien balanceado y hacen que el interés de cada partida se renueve con cada nueva incorporación.

Otro elemento que favorece la personalización de las partidas son las cartas de Jarl, los líderes de nuestro clan, cada una con dos habilidades propias y únicas que nos abrirán las puertas a plantearnos nuevas estrategias cada vez que juguemos. En total encontramos 25 de estas cartas, una cantidad realmente respetable.

En cuanto al desarrollo de la partida, los turnos son bastante rápidos y los combates muy emocionantes. Logran transmitir muy bien un auténtico duelo entre vikingos. De hecho, la esencia del juego son estos enfrentamientos, y todo el concepto de ir preparando nuestro pequeño ejército vikingo irá siempre enfocado a hacer morder el polvo a alguno de nuestros rivales para, de esta forma, robarle uno de sus escudos y enviar al máximo de nuestros soldados al Valhalla.

 

valhalla juego de mesa

 

El juego tiene varias mecánicas muy bien planteadas para hacer que la interacción y los duelos no deje de fluir, y además para que estos ataques no se centren siempre en un mismo clan por ser el más débil.

Por un lado está el hecho de que cada vez que un jugador vence un duelo deberá enviar a sus Guerreros al Valhalla, viendo por tanto sus filas considerablemente mermadas y siendo un objetivo mucho más jugoso para el resto de jugadores.

Además, a la hora del recuento final de puntos de Gloria, el juego beneficia a aquellos jugadores que cuenten con una mayor variedad de escudos enemigos en su haber, esto quiere decir que quienes opten por centrar sus ataques contra un mismo jugador, acabaran obteniendo menos puntos que aquellos que diversifiquen sus objetivos.

El resultado es un juego lleno de luchas, piques y de una estrategia que dependerá bastante del azar, algo inevitable cuando tenemos dados de por medio. La forma de atenuar esta aleatoriedad será mediante el uso de ciertas cartas y habilidades que nos dejarán modificar los resultados o realizar algún relanzamiento extra.

Conclusión

Las sensaciones que nos deja Valhalla tras jugar a distinto número de jugadores y combinando sus expansiones de diferentes maneras, son realmente positivas. El juego es muy divertido y ágil, con un cuidadísimo aspecto visual que ayuda mucho a meternos en el papel de Jarl vikingo.

 

valhalla juego de mesa

 

Las opciones de personalización de nuestro clan son muy amplias a pesar del limitante de tener un máximo de cuatro guerreros en mesa como máximo. Tenemos a nuestra disposición a humanos, gigantes de hielo, elfos, enanos, valkirias, además de todo tipo de poderes adicionales y habilidades especiales.

Toda esta variedad de personajes encuentra su reflejo jugable en diferentes habilidades cuya ejecución puede depender de múltiples variantes: desde el color de los Guerreros en el equipo enemigo hasta con quién es enviado al Valhalla. Al final, aunque todo se desarrolle mediante unas mecánicas sencillas, establecer una banda de Guerreros que tengan una buena sinergia entre si y que se vean fortalecidos gracias a los rivales, no será tan fácil. Más aún cuando nuestros soldados irán cambiando muy a menudo a lo largo de la partida.

El resultado es un juego lleno de giros e interacción, donde no será sencillo desmarcarse en cuanto a puntos de Gloria, acabando la mayoría de partidas bastante apretadas.

La naturaleza de Valhalla hace que cuando más se disfrute sea a números más alto de jugadores, especialmente a 5 o 6. Pero incluso a 2 o 3 el juego sigue entreteniendo y funcionando correctamente.

 

valhalla juego de mesa

Cartas para el modo solitario

 

Cuenta además con modo semicooperativo, donde los jugadores se aliarán para formar equipos de dos, y un modo solitario donde deberemos hacer frente a uno de los 4 monstruos incluidos en el juego. Ambos modos están muy bien planteados y son una opción magnífica para aquellos que prefieran partidas menos competitivas o que disfruten jugando en solitario.

En definitiva, Valhalla nos ha parecido un juego muy bien elaborado, con muchísimas opciones de configuración que lo hacen un título capaz de adaptarse a todo tipo de jugadores gracias al alto grado de personalización que incluye.

Cuenta con un diseño elegante y con mecánicas fáciles de explicar, que si pueden pecar de algo es del excesivo azar. Pero esto es algo que si te gustan los dados, pasará a ser un punto positivo.

  • Editorial: Last Level
  • Jugadores: de 1 a 6
  • Autor: Lukasz Wozniak
  • Duración: 30-60 minutos
  • Edad: 13+
  • Dureza: 2.13/5

 

Buscar en Ronda Final

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Nuestro Top

top juegos de mesa
https://www.rondafinal.es/xia-juego-de-mesa-resena/
https://www.rondafinal.es/resena-escape-tales-el-despertar-juego-de-mesa/
top juegos de mesa
marvel champions
top juegos de mesa
top juegos de mesa
ponzi scheme
monster lands
lord of hellas

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.