Reseña: Azul

4.5/5
  • Mecánicas
    4.5/5
  • Dificultad
    2/5
  • Originalidad
    4/5
  • Arte
    4.5/5
  • Materiales
    4.5/5

¿Alguna vez has querido convertirte en azulejero? ¿No? Pues quizás Azul te haga cambiar de opinión. Este precioso juego de 2 a 4 jugadores diseñado por Michael Kiesling que nos trae a España Asmodee es la forma perfecta de empezar, continuar o terminar cualquier noche de juegos. Azul nos pone en la piel de uno de los azulejeros del rey Manuel I de Portugal quien, tras una visita a la Alhambra, quedó prendado de la belleza de los típicos azulejos moros y decidió decorar su palacio real en Évora del mismo modo.

Abstracto y muy sencillo

Antes que nada, debemos tener claro que se trata de un juego estratégico, pero abstracto. Las instrucciones están muy bien explicadas, son cortas y podréis aprender a jugar con una rápida lectura. Para demostrar que somos el mejor azulejero, tendremos que conseguir más puntos que nadie. Llegados a este punto os estaréis preguntando cómo se desarrolla una partida de Azul. Pues bien, como preparación inicial, cada jugador tendrá su cartón de juego y puntuación. En medio de la mesa, al alcance de todos los jugadores, colocaremos unos pequeños círculos preciosos, que representan a los proveedores de azulejos de los que tomamos nuestra materia prima. En ellos pondremos cuatro fichas de azulejos al azar, que iremos sacando, sin mirar, de una estupenda bolsa de tela incluida en la caja.

 

azul juego de mesa analisis

 

A continuación, por turnos, cada jugador irá tomando todos los azulejos del mismo tipo de uno de los proveedores (los círculos) y los colocará en su tablero de juego abajo a la izquierda, en los huecos correspondientes. En Azul encontramos cinco tipos de azulejos: celestes con una especie de estrella blanca, amarillos con un motivo rojo, azul oscuro con detalles celestes, azules y rojos, siendo estos dos últimos los más simples en cuanto a diseño.

Azul destaca en mesa por su puesta en escena y coloridos componentes. Pero además esconde unas mecánicas totalmente adictivas.

Como podréis ver en la imagen del tablero, el número de huecos disponibles en cada fila, a la izquierda del mosaico, va de menor a mayor, de un hueco en la primera fila a cinco en la segunda. Por muy evidente que parezca, es importante mencionar que solo podremos colocar tantos azulejos como huecos haya. Dicho de otro modo, si os sobra algún azulejo, este “caerá” a la parte inferior del tablero y os restará puntos al final de la ronda. Y es que para llegar a ser el mejor azulejero es básico no desperdiciar material.

 

juego de mesa azul analisis

 

¿Y qué sucede con los demás azulejos del proveedor que el jugador no se haya llevado? Pues se colocan en el centro de la mesa, en una especie de “bote” común. Este funcionará igual que un proveedor normal, es decir, los jugadores deberán tomar todos los azulejos del mismo tipo que elijan de este bote y colocarlos en los huecos que correspondan de su tablero. Eso sí, el primer jugador que tome fichas del bote tendrá que pagar una penalización: deberá colocar la ficha de primer jugador en su zona de penalización, por lo que tendrá que restarse un punto al final de la ronda. Eso sí, como consuelo, ese jugador será el primero en la siguiente ronda.

Las rondas terminan cuando no quede ningún azulejo disponible en la mesa. Acto seguido, pasaremos a la fase de puntuación, en la que comprobaremos si hemos rellenado todos huecos en cada fila y, en caso afirmativo, pasaremos la loseta del tipo correspondiente a nuestro mosaico de la derecha. Ni que decir tiene que no podemos mezclar tipos de azulejos en las filas ni colocar en los huecos de las filas azulejos de un tipo que ya hayamos incluido en nuestro mosaico en esa misma fila. A la hora de puntuar, cada azulejo nos valdrá un punto, lo cual se sumará a distintos multiplicadores si vamos colocando los azulejos juntos. La partida terminará cuando uno de los jugadores complete una de las cinco filas de su mosaico en sentido horizontal. En la mayoría de los casos, esto se traduce en unas cinco rondas, ya que la primera fila solo tiene un hueco, por lo que únicamente precisamos un azulejo en él cada ronda.

Azulejos premium

Lo más comentado de Azul desde su puesta de largo en Essen 2017 es su preciosa factura. Los cartones de los tableros para los jugadores son rígidos y de buena calidad, la bolsa de tela que trae para ir sacando las fichas es preciosa y resistente, y las fichas de plástico son muy, muy bonitas y llamativas. Un aspecto criticable es que solo tres de los cinco tipos tengan algún motivo o detalle. En nuestra opinión, las fichas azules y rojas podrían haberse trabajado un poco más. No obstante, esto no le resta demasiado: es un juego que entrará por los ojos a cualquiera, ya sea novato o experimentado, lo que lo convierte en una buena opción para introducir a alguien en el mundo de los juegos.

 

azul juego de mesa opinión

 

Corto e intenso

Otro punto a su favor es su duración. Es un juego muy rápido, apenas habrá análisis parálisis y, si lo jugamos a dos jugadores, las partidas pueden terminarse en tan solo 15 o 20 minutos. A cuatro o tres esta duración se nos puede ir a 30 o 35, pero en cualquier caso es un juego que funciona a la perfección como filler.

 

azul reseña juego de mesa

 

Conclusión

Azul es un juego apto para toda la familia, que también ha causado furor entre los más jugones, no por nada ha subido como la espuma en la definitoria clasificación de la BGG. Sus mecánicas son sencillas pero adictivas y presenta un importante componente estratégico, ya que tendremos que ir haciendo combos a la vez que esquivamos esos azulejos sobrantes que nos restan puntos. Además, la variante avanzada del tablero de juego nos permite crear nuestro propio mosaico, lo que le añade un plus de estrategia no presente en la cara estándar. En definitiva, muy recomendable para cualquier estantería.
 

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.