Reseña: T.I.M.E Stories: El Caso Marcy

2.5/5
  • Mecánicas
    2.5/5
  • Dificultad
    3/5
  • Originalidad
    2.5/5
  • Arte
    4/5
  • Materiales
    3.5/5

En esta reseña haremos el mínimo posible de spoilers con respecto a lo que sucede en la aventura, únicamente mencionaremos la información que el juego nos facilita en su preparación e introducción.

El Caso Marcy es la primera expansión aparecida para T.I.M.E Stories, un juego narrativo de 2 a 4 jugadores que ya analizamos en esta otra reseña. Si quieres conocer un poco las mecánicas generales del juego, échale un ojo al análisis anterior ya que en este texto nos centraremos en las novedades que aporta la expansión que nos ocupa.

Un extraño brote…

Una de las cosas que me gustan de T.I.M.E Stories y que suelen compartir todas sus aventuras, es la emocionante sensación que transmiten sus inicios de partida. Las conversaciones con nuestros superiores en la base, los preparativos, los guiños a aventuras anteriores y la explicación de las nuevas mecánicas (esto último algo saturante en ocasiones), consiguen meternos de lleno en la misión y hacernos sentir ansiosos por comenzar con nuestro primer salto.

reseña el caso marcy

Ya echábamos de menos al bueno de Bob

 

Este Caso Marcy no es una excepción, y todo este primer contacto resulta muy interesante. Aunque sucede en él algo extraño que, al menos para mi grupo de juego, resultó muy anticlimático: la introducción te prepara totalmente para lo que vamos a encontrar tras el salto, te advierte que la aventura que nos espera contendrá altas dosis de acción, nos limita a únicamente 4 los receptáculos a elegir (recordemos, aquellas personas cuyo rol tomaremos durante los saltos temporales) y destripa vilmente la que podría haber sido la “sorpresa” del juego: llegaremos a una época (1992) en la que los zombies se han hecho con el control de la ciudad, sembrando el caos entre sus habitantes.

Este detalle creo que se ha gestionado realmente mal. De hecho la propia caja del juego da escasas pistas para que pensemos que la aventura que vamos a iniciar nos sumergirá en un apocalipsis zombie. Es como si todos los invitados de una fiesta sorpresa hubieran logrado mantenerla en secreto, y un minuto antes del momento cumbre, uno de ellos desvelase el pastel sin querer.

Como digo, es un detalle bastante perdonable una vez comenzamos a jugar, pero si la situación se hubiese presentado de otra forma, la sorpresa habría sido muchísimo mayor.

Acción desde el minuto uno

Hay que reconocer, eso sí, que no nos mentían cuando en la introducción nos avisaban que la acción sería constante. En la primera localización ya nos toparemos de bruces con todo un desfile de no muertos que será solo el aperitivo de lo que nos espera a partir de ahí: muchos disparos, carreras y encuentros de combate en casi cada localización.

 

reseña el caso marcy

 

Con este planteamiento inicial queda claro que esta expansión pretende alejarse del misterio y la investigación de Asylum (historia incluida en el juego base), proponiéndonos una aventura que utiliza las mismas mecánicas pero de una forma muy diferente.

El Caso Marcy es toda un tour de force de supervivencia en mitad de un apocalipsis zombie, un correcalles en el que no sabremos que nos espera en cada una de nuestras decisiones, y elegir entre un camino u otro no dependerá tanto de lo que podamos deducir en base a las pistas reunidas, como de nuestra intuición o del puro azar.

Mi opinión personal es que esto le resta al juego parte de su gracia y de lo que lo hacía especial en su aventura original. Juegos donde podamos reventar cabezas de zombies los hay a montones, es cierto que aquí no todo se limita a eso, dándonos aun la opción de tomar alguna que otra decisión o visitar diferentes localizaciones con libertad. Pero poco a poco te vas dando cuenta de que la sensación de estar tomando decisiones relevantes para la historia brilla por su ausencia, y todo se limita a avanzar, sobrevivir a base de gestionar vida y munición, y eso sí, tratar de localizar e identificar a Marcy.

 

reseña time stories el caso marcy

En este mazo de objetos vais a encontrar muchas, muchas armas

 

Y es que ese es el objetivo de la aventura: encontrar a una chica de la que solo sabemos su nombre: Marcy. A partir de ahí Bob (nuestro superior en la agencia) lo deja todo en nuestras manos para que la reconozcamos.

Aquí entra otro aspecto del juego que realmente es de agradecer: la búsqueda de pistas que nos lleve a identificar a la chica, ya que durante los saltos temporales que realicemos iremos dando con más de una candidata a Marcy. De nosotros y de las pistas acumuladas, dependerá que elijamos a una u otra como la verdadera.

La búsqueda de estas pistas es lo que nos empujará a deambular de un lado a otro de la ciudad, siendo el motor casi exclusivo de los desplazamientos entre localizaciones. Aquí vemos de nuevo esa falta de profundidad de la que tanto nos hemos resentido durante la partida. Casi en todo momento nos ha faltado ese gancho que tenía Asylum para hacernos avanzar en busca de la pieza clave que nos haga entrar en una localización inaccesible o que disparase un evento vital para la trama. En El Caso Marcy nos movíamos de forma mucho más aleatoria con la esperanza de ir encontrando pistas en alguna de las cartas o nuevas candidatas a Marcy.

No todo huele a muerto en esta ciudad

A pesar de lo dicho anteriormente, El Caso Marcy nos ha parecido una expansión bastante digna y sobre todo una pieza diferente dentro del universo T.I.M.E Stories. Desde la perspectiva de  haber jugado a casi todas sus expansiones, puedo decir que está claramente entre las que menos me gustan, pero a la vez considero que ocupa un espacio necesario dentro de la colección.

Sus mecánicas son sencillas, su trama no tiene apenas complicaciones y deja recaer el peso en la supervivencia y en la acción. Es quizá la más directa de las aventuras de T.I.M.E Stories y seguramente pueda suponer una magnífica puerta de entrada para nuevos jugones sin demasiada experiencia en el mundillo.

 

reseña el caso marcy

 

Por no hablar de todos los fans de Walking Dead o Resident Evil, que tendrán en este juego un aliciente extra gracias a su temática de “infectados” y que seguramente agradecerán el enorme arsenal disponible entre sus cartas de objetos.

Como último gran punto a favor, mencionar el magnífico arte que nos regala el dibujante de comic Looky. Una estética que parece sacada de las viñetas de una buena historia de zombies, con personajes bien representados y espectaculares panorámicas de la ciudad.

Conclusiones

Si la primera aventura de T.I.M.E Stories no nos hubiese gustado tanto, seguramente este Caso Marcy nos habría calado mucho más hondo de lo que lo ha hecho.

El problema quizá fue el de esperarnos algo similar a lo visto en Asylum: una aventura gráfica en formato juego de mesa, donde la búsqueda de objetos y la resolución de puzles era lo que nos iba permitiendo avanzar.

reseña el caso marcy

Pero eso no se cumple. Aquí el motor de juego es la investigación de forma más o menos aleatoria de las localizaciones mientras las vamos limpiando de no muertos. Abundan mucho más los combates tiradados, que siempre me ha parecido la mecánica menos atractiva de T.I.M.E Stories, y la parte en la que usamos elementos encontrados durante la aventura queda en un segundo plano.

La buena ambientación, el arte estilo comic y el simple hecho de vivir en primera persona junto a nuestro grupo de amigos una invasión zombie es lo que ha terminado salvando la experiencia de juego con esta expansión, que eso si, nos ha dejado un sabor agridulce.

 

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.