Reseña: Cosmogenesis

3.5/5
  • Mecánicas
    3.5/5
  • Dificultad
    3/5
  • Originalidad
    3.5/5
  • Arte
    3/5
  • Materiales
    3/5

La idea que nos propone Cosmogenesis se me hizo atractiva desde el primer momento: debemos crear nuestro sistema solar a base de colisionar todo tipo de objetos estelares, formando planetas rocosos y gaseosos, para posteriormente dotarles de lunas y vida si así lo deseamos.

Para ello el juego recurre a unas mecánicas de draft, donde en cada ronda deberemos tomar un determinado elemento que integraremos en nuestro sistema solar de diferentes formas. Todas estas integraciones e interacciones, tal y como se nos explica en la el libro de reglas nada más abrirlo, tratan de ser lo más respetuosos posibles con las teorías científicas de lo que hoy día se conoce, lo que sin duda hace aún más interesante a este Cosmogenesis, editado en España por Ludonova.

Encarnando a un dios

Cada jugador tomará el papel de un dios, por decirlo de alguna forma, que dibujará el sistema solar de acuerdo a sus decisiones. Estas decisiones vendrán ligadas a los diferentes objetivos que vayamos obteniendo a lo largo de la partida.

 

cosmogenesis analisis

 

El juego cuenta con 6 rondas, en las que los jugadores dispondrán de 4 turnos. En cada turno el jugador deberá robar uno de los elementos del tablero central, divididos en 4 grupos: objetivos planetarios o estelares, asteroides y cometas, y dos grupos de planetas y objetos exóticos.

Una vez hayamos robado un objeto de alguno de estos grupos, no podremos volver a acceder a ese mismo grupo hasta la siguiente ronda, con lo que todos los jugadores habremos tomado un elemento de cada localización al final de cada ronda.

Lo que hace más atractivo a Cosmogenisis son las posibles combinaciones que nos da cada cuerpo que robemos. Con ellos podremos combar acciones de diferentes formas, por ejemplo: un asteroide podremos aproximarlo a algún planeta de mayor tamaño para transformarlo en una luna, a la que posteriormente haríamos colisionar contra otro cuerpo rocoso para hacerla aumentar de tamaño. Más adelante podemos optar por impactar contra ella un cometa, lo que le otorgará vida, que con el paso de las rondas irá evolucionando hasta alcanzar el nivel de vida inteligente.

 

cosmogenesis opinion

 

Las opciones son variadas y siempre muy fieles a la realidad, lo que hace que el juego fluya con muchísima naturalidad e interés. Crearemos anillos a nuestros planetas gaseosos, cinturones de asteroides en nuestro sistema o incluso llegaremos a usar agujeros de gusano para acelerar nuestras acciones.

Todas estas decisiones deberemos encaminarlas siempre a cumplir los objetivos que acumulemos, ya que estos serán los que más puntos no otorguen al final de la partida.

Estos objetivos pueden pedirnos, por ejemplo, que tengamos un planeta con vida de nivel 3 y 3 lunas de nivel 2, o que consigamos un gigante gaseoso de nivel 2 con una luna de nivel 1. Son muchísimas las combinaciones que nos permitarán puntuar.

 

cosmogenesis opinion

 

También existen misiones que simplemente nos darán puntos por acumular planetas del mismo color, o por tener mayoría de planetas gaseosos, entre otras muchas variantes.

Finalizadas las 6 rondas, se hará un recuento de puntos y el jugador que más acumule será el vencedor.

Grandes decisiones con reglas sencillas

Cosmogenesis busca hacernos llegar todo esto a la mesa sin unas mecánicas complejas que lo articulen, y esto lo cumple solo en parte, ya que aunque la propuesta del draft es rápidamente asimilable, las diferentes formas de combinar unos cuerpos celestes con otros puede resultar más compleja de recordar, especialmente si no se presta atención al tema que lo envuelve todo y que hace más intuitiva cada interacción.

 

cosmogenesis analisis

 

Pero una vez se asimila este último punto, las rondas van mucho más rápidas, los turnos se hacen dinámicos y nuestros sistemas irán creciendo sin parar hasta el final del juego

En ese aspecto, me ha resultado una propuesta especialmente atractiva. Ver formarse nuestro pequeño sistema estelar de una forma tan natural es maravilloso, tanto por las acertadas mecánicas como por el apartado visual que, sin grandes alardes en cuanto a materiales, nos permite visualizar perfectamente las creaciones cosmológicas que vayamos generando en nuestro tablero personal.

La materia de la que están hechas las estrellas

El juego utiliza en sus materiales principalmente el cartón troquelado brillante. Planetas, cometas, asteroides y misiones, están representados en este material, mientras que para las fichas de jugador y algunos marcadores usaremos contadores de madera.

 

cosmogenesis reseña

No tengo ningún tipo de pero a este apartado del juego, con calidades estándar y una presentación a buen nivel, destacando especialmente la caja del juego y su preciosa portada, que además cuenta con un interior impreso a todo color.

Conclusión

Cosmogenesis es un euro de drafteo bastante ligero pero estratégico, que enamora especialmente si te atrae su temática. Es entonces cuando ves cómo sus mecánicas encajan como los engranajes de un reloj, cuando tu tablero personal cobra un sentido mayor y cuando disfrutas con cada nueva interacción que se produce en la partida.

A 4 jugadores es cuando mejor funciona, gracias a la mayor competencia a la hora de hacernos con los cuerpos celestes más jugosos. Pero escala bien a 3 y 2, siendo esta última experiencia más tranquila en cuanto a rivalidad, pero igualmente disfrutable.

  • author image
    Shinigami Wnd Responder
    Ago 28, 2018 @ 11:57 am

    Ya queria este juego, pero creo q ahora le tengo mas ganas aun jajaja

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.