Reseña: Colonos del Imperio

3.5/5
  • Mecánicas
    3.5/5
  • Dificultad
    3/5
  • Originalidad
    3.5/5
  • Arte
    4.5/5
  • Materiales
    4/5

Colonos del Impero es un juego publicado por Edge hace ya unos años. Se trata de un competitivo con mecánicas de cartas obra de Ignacy Trzewiczek de 2 a 4 jugadores que ronda los 60 minutos de duración.

El juego nos cuenta como colonos de diferentes naciones han descubierto nuevas y ricas regiones, cuando llegan a estas tierras se dan cuenta que la extensión de las mismas no es suficiente para una convivencia en paz, con lo que empiezan a levantar sus defensas y estalla la guerra entre ellos. ¿Cuáles son las naciones en conflicto? Ni más ni menos que Egipcios, Romanos, Japoneses y Bárbaros.

Levantando nuestro imperio

El juego tiene un funcionamiento muy sencillo. La partida se dividirá en 5 rondas, al principio de las cuales recibiremos una serie de recursos en base a las cartas que hayamos edificado y a los recursos básicos que obtenemos según el imperio elegido. En la primera ronda, lógicamente, no tendremos cartas jugadas, con lo que solo recibiremos los recursos señalados en nuestro tablero de imperio.

 

reseña colonos del imperio

 

Al comenzar la ronda, robaremos 3 cartas: 2 genéricas y 1 de la facción que estemos representando. Tras esto y por turnos, podremos elegir entre una de estas acciones: pagar los recursos indicados en nuestras cartas en mano para construirlas y beneficiarnos de sus características, firmar acuerdos, saquear, activar alguna localización de tipo Acción o gastar 2 trabajadores para tomar una materia prima o una carta ya sea común o de nuestra facción.

 

reseña colonos del imperio

Cartas comunes

 

Los jugadores se irán turnando hasta que todos pasen o les sea imposible realizar más acciones. Entonces entraremos en una fase de mantenimiento en la que deberán descartarse todos los recursos no utilizados salvo aquellos que podamos almacenar, ya sea por cartas específicas o por las características de nuestra facción.

 

reseña colonos del imperio

Cartas de facción

 

El mecanismo es sencillo, pero la gran variedad de cartas hace que las posibilidades de ampliar nuestro imperio sean bastante grandes. Además, cada facción contará con su propia producción de recursos exclusiva y diferente al resto, así como un almacén donde se podrán guardar un tipo concreto de recursos entre ronda y ronda.

Marcando fronteras

La zona de los jugadores está delimitada por un tablerillo vertical donde se nos indicará en que parte debemos colocar los distintos tipos de carta cuando decidamos construirlas. Todas las cartas vienen marcadas en su esquina superior izquierda con su coste, que deberemos pagar antes de colocarlas en nuestra zona de juego. Encontramos cartas de 3 tipos:

  • Producción: Estas se sitúan en la parte superior de nuestro tablero, y nos generarán recursos nuevos al comienzo de cada ronda.
  • Apoyo: Se colocarán en la parte central de nuestro tablero, y suelen añadir características extras que se ejecutan cuando cumplamos una serie de requisitos. Por ejemplo: nos dan puntos de victoria cada vez que saqueamos.
  • Acción: El último tipo de cartas se colocará en la parte inferior del tablero y nos permitirá obtener ciertos beneficios a cambio de pagar algún tipo de coste. Por ejemplo: pagamos un determinado número de recursos para obtener otros a cambio.

Esta es la zona donde se encuentra toda la chicha del juego. Aquí acumularemos cartas a un lado y a otro (en la zona izquierda se colocarán las de facción y en la derecha las genéricas), aplicaremos sus efectos, generaremos más recursos y, en definitiva, creceremos como imperio.

 

analisis colonos del imperio

 

Cada carta incluye su propio texto, en ocasiones bastante largo, explicando sus habilidades y acciones. Como ya hemos mencionado, la variedad es muy amplia, con lo que no será nada sencillo memorizar todas estas cartas. Lo habitual es que consultemos varias veces durante la partida como se activa cada carta y que requisitos tiene.

Y esto trae consigo una de las principales pegas del juego: cuando jugamos a 3 o 4 jugadores, se hace casi imposible controlar lo que cada jugador está haciendo con sus cartas. Ya cuesta bastante llevar un control de nuestro propio imperio, con lo que imaginaos como puede ser una partida donde tengamos que tener la vista puesta en los otros 3 restantes.

 

analisis colonos del imperio

 

El resultado de esto es que el juego se vuelve una especie de solitario entre amigos, donde debemos aceptar el movimiento de recursos de nuestros contrincantes esperando que actúen de buena fe y sin errar, mientras nosotros nos devanamos los sesos intentando decidir nuestro próximo movimiento con la cabeza puesta en nuestro tablerillo personal. Y ojo, que esto último es divertidísimo, pero termina convirtiéndose en un ejercicio de autismo sin apenas interacción con nuestros compañeros de mesa.

Este problema se resuelve cuando jugamos 2. Entonces podemos estar más atentos a los movimientos de nuestro rival, ambos llevamos cierto control de los dos imperios y las partidas se desarrollan a buen ritmo, reduciendo mucho los entreturnos que especialmente a 4 jugadores pueden hacerse eternos.

La diversión de combar

Pero más allá de las pegas comentadas, Colonos del Imperio es un juego magnífico que brilla con luz propia gracias a unas mecánicas muy trabajadas. Si jugamos con gente que tenga cierta experiencia los turnos irán muy rápidos y se bajarán cartas con facilidad realizando continuos combos entre ellas.

Eso sí, las cartas que consigamos (especialmente en los primeros turnos) se tornarán vitales de cara al desarrollo de la partida. Saber hacer uso de ellas (y no olvidarnos de ninguna recompensa de las cartas de apoyo) es igual de importante, sobre todo cuando hablamos de las cartas de facción, con lo que deberemos analizar rápidamente cuales son los puntos fuertes y débiles de nuestra civilización para sacarle todo el jugo y subsanar nuestras carencias lo antes posible.

 

reseña colonos del imperio

 

Esta asimetría es uno de los grandes puntos fuertes del juego, ya que permite bastante rejugabilidad y tematiza muy bien las partidas. Además, las expansiones con nuevas civilizaciones multiplicarán las posibilidades estratégicas.

Un arte cargado de colorido

Observando las ilustraciones de las cartas a uno realmente le dan ganas de pasearse por la ciudad que va levantando. Todos los edificios, bosques y calles están recreados con muchísimo cuidado, respetando la arquitectura de cada civilización y añadiendo además multitud de habitantes realizando todo tipo de actividades.

Todo cuenta con un estilo cargado de color y ciertamente mono. El diseño no busca para nada la seriedad, ¿pero quién lo necesita? Las ilustraciones son magníficas y le sientan como un guante a este Colonos del Imperio.

 

opinion colonos del imperio

 

Por lo demás, encontramos diferentes fichas de madera para los recursos, recreando elementos clásicos de los eurogames como trabajadores, madera, piedra o manzanas. Y otras tantas en cartón para recursos como los escudos, espadas o monedas. Por poner una pequeña pega, estaría bien que hubiesen unificado los materiales en vez de hacer esta división. Pero no es algo que moleste.

 

reseña colonos del imperio

 

Conclusión

Colonos del Imperio es un gran multisolitario. Un juego en el que estaremos “encerrados” en nuestro imperio tratando de evolucionarlo tanto y tan rápido como podamos en las 5 rondas que dura cada partida. Existen ciertas mecánicas que dan pie a una pequeña interacción, pero apenas se recurre a ellas, resultando mucho más práctico centrarnos en crecer nosotros mismos, ganar puntos de experiencia, y dejar a los demás jugadores hacer su vida.

Si no te molestan este tipo de juegos, y disfrutas intercambiando recursos, construyendo edificios y combando cartas, bienvenidos a Colonos del Imperio, este juego te va a encantar.
 

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.