reseña golpe de fe Filler

Reseña: Golpe de Fe


Información General

Maldito Games | Pawel Stobiecki, Jan Truchanowicz. Lucasz Wlodarcyk | De 2 a 4 jugadores | 15-40 min | 8+

Los dioses buscan nuevos seguidores, y para conseguirlos envían a sus Profetas a diferentes islas con el objetivo de convertir a los lugareños que allí habitan. ¿Quién de vosotros será el que logre imponerse a sus rivales?

Esto es Golpe de Fe, un juego de flickeo de 2 a 4 jugadores con una duración de entre 30 y 40 minutos editado originalmente por Awaken Realms en su sección Lite y publicado en castellano por Maldito Games.

Los dioses del flicking

Los juegos de flickeo (esa mecánica clásica, heredera de las chapas, en la que debemos golpear una ficha con los dedos con objetivos dispares), no ha sido hasta la fecha santo de nuestra devoción. Los juegos del género que han pasado por nuestra mesa han tenido poco o nulo éxito en el grupo, con especial mención a Flick’m Up, un juego que apenas aguantó un par de intentos de partida y que a nivel personal me supuso toda una decepción.reseña golpe de feMe acercaba por tanto a Golpe de Fe un poco desconfiado, pero con esperanzas de encontrar el juego de flickeo que por fin encajase en nuestra ludoteca.

La propuesta es bien sencilla: Los jugadores representaremos cada uno a una deidad de las 8 disponibles, todas ellas de civilizaciones muy dispares: griegas, egipcias, vikingas y celtas. Cada dios contará con una habilidad propia, un grupo de 7 profetas, de los cuales tendrá disponibles únicamente 5 de inicio, y 4 templos. Además, dispondremos de 2 discos de Templarios en la reserva, que podrán ser convocados a la partida si se cumplen ciertas condiciones, y según el dios seleccionado, puede que recibamos algún componente adicional (como el corazón de Freyja).

En el centro de la mesa colocaremos el tapete de juego, donde encontraremos representadas 4 islas en los laterales, y un pequeño islote central denominado Núcleo.

 

reseña golpe de fe

 

La secuencia de juego se divide en 3 fases:

  • Fase de Consejo: Los jugadores sacarán 2 cartas de Ley del mazo central y votarán por una de ellas alzando el pulgar arriba o abajo. En caso de empate, se determinará de forma aleatoria cuál de las leyes es aprobada. Estas cartas modificarán el turno completo o incluso la partida. Las veremos en detalle un poco más adelante.
  • Fase de Misión: Esta es la fase de flickeo propiamente dicha, aquí será donde cada jugador lance a sus profetas a través del tapete.
  • Fase de Adoración: En esta fase haremos recuento de PV según la Presencia y el Dominio en cada una de las islas.

El grueso de la partida se desarrollará en la denominada Fase de Misión. Aquí, por turnos, los jugadores deberán colocar uno de sus Profetas sobre la nube dibujada en la esquina más próxima a él y a continuación lanzarlo con un golpe de dedo en dirección a las islas.

 

juego de mesa golpe de fe

 

En su camino, la ficha de Profeta puede impactar contra las rivales, desplazarlas e incluso enviarlas fuera del mapeado, lo que las dejará fuera de juego durante esta ronda.

Tras cada golpeo, se deberá comprobar donde ha acabado la ficha del jugador activo y también las fichas rivales cuya posición ha sido alterada.

Si la ficha está dentro de una isla, contará como Presencia dentro de ella y puntuará durante la Fase de Adoración.

Si la ficha está en contacto o dentro del círculo que encontramos en cada una de las islas (denominado Ciudad), podrá retirar a ese Profeta y, en su lugar, colocar uno de sus Templos en cualquier lugar de la Isla.

Si la ficha entra en contacto con el círculo que delimita el Núcleo, deberá retirar a todos los Profetas allí presentes. Por cada Profeta retirado, su dueño obtiene 1 PV por cada isla en la que tenga Presencia más 1 PV por el Profeta retirado del Núcleo.

Si hay Profetas en el mar, se dejan dónde están.

Si algún Templo ha sido desplazado fuera de una isla, su dueño lo recupera.

Si hay Profetas fuera del tapete, se retiran del juego y se colocan sobre la loseta de Reserva.juego de mesa golpe de fe

Cuando todos los  jugadores han lanzado a sus 5 Profetas, se pasa a la Fase de Adoración, donde puntuaremos de la siguiente forma:

  • Cada jugador recibe 1 PV por cada isla en la que tenga al menos un Profeta o un Templo.
  • Cada jugador obtienes 2 PV adicionales por cada isla donde sea quien más Profetas + Templos tiene. En caso de empate, nadie obtiene PV por Dominio.

A continuación, recuperaremos todos los Profetas golpeados durante este turno, tanto los que estén en el mapa como aquellos en la Reserva. Los Templos, en cambio, permanecen en su posición.

 

juego de mesa golpe de fe

4 de las deidades con las que podremos jugar

 

El jugador inicial pasa la ficha al jugador de su izquierda y finalmente eliminaremos todas las cartas de ley que ya no tengan efecto antes de comenzar la siguiente ronda.

Al concluir la cuarta ronda de juego, la partida finaliza y gana el jugador con más PV.

Con respecto a las cartas de ley, elemento que aporta toda la sal y pimienta al juego, tendremos cartas de dos tipos: las que afectan exclusivamente a la ronda actual o aquellas que se quedarán sobre la mesa durante toda la partida, modificando elementos muy variados de las mecánicas básicas: desde la forma de puntuar hasta el número o tipo de fichas que deberemos lanzar.

 

opinion golpe de fe

 

Especialmente divertidas son aquellas cartas que nos obligan a variar la manera de lanzar a nuestros profetas, teniendo que hacerlo con el meñique, con la ficha de canto, los ojos cerrados, etc…

Hay otras que añadirán nuevos elementos al juego, como la ficha neutral del Rey Mono o el Tornado.

Como veis, un buen montón de opciones que aportan mucha variabilidad en las partidas y sorpresas de todo tipo.

Diversión a base de golpes

Golpe de Fe, como buen filler que es, presenta una propuesta sencilla, fácil de explicar y con un girito de tuerca original que le aporta personalidad y chispa.

El juego en si simplifica las mecánicas de flicking muchísimo, sin complicaciones ni turnos enrevesados. Cada ficha será golpeada una única vez por ronda, y siempre con el objetivo de colocarla en la posición más ventajosa de cara a la puntuación de la fase final. Si por el camino conseguimos expulsar a algún rival de las islas, mejor que mejor, ya que dicho jugador contará con un Profeta menos con el que puntuar esa ronda.

 

juego de mesa flick of faith

 

Lo que aporta toda la personalidad a este título es el mazo de 20 cartas de ley, una idea tan simple como brillante.  El concepto es sencillo: reunir un buen puñado de ideas locas (algunas más que otras) que modificarán las reglas del juego, para que cada ronda de Golpe de Fe se juegue de forma diferente.

Los efectos de estas cartas son cuanto menos divertidos, habiendo algunos realmente hilarantes y otros que transforman la partida en un party completamente caótico. Como os decía, es sin duda la chispa del juego y siempre estaremos deseando desvelar una nueva carta para ver que nuevas ideas trae a mesa.

Tanto es así que es probable que las 20 cartas acaben haciéndosenos un poco escasas, y aunque repetir sus efectos sigue siendo igual de divertido que la primera vez, lo cierto es que echamos de menos algún que otro añadido para engrosar ese mazo.

 

opinion golpe de fe

 

Con respecto al resto del juego, todo fluye de forma sobresaliente. La lucha por las mayorías en las islas es siempre intensa, con muchos piques entre jugadores, y la opción de construir Templos para contar con mayor presencia está muy bien implementada.
Las fichas que representan dichos Templos son las más gruesas del juego, y por tanto las más difíciles de desplazar. Esto da pie a poder construirlos para bloquear el paso de nuestros rivales, y combinando varios podemos levantar auténticas murallas casi infranqueables.

La acción de puntuar en el Núcleo es la única que pasa algo más desapercibida en las partidas, principalmente por lo difícil que es alcanzarlo en uno de nuestros lanzamientos, pero es una opción jugosa e interesante para los más hábiles (o afortunados).

 

juego de mesa golpe de fe

Alcanzando el Núcleo

 

Es sin duda un juego perfecto para sacar en familia, ya que su simplísimo sistema de golpear fichas no esconde ningún tipo de secreto. Incluso los más pequeños de la casa podrán jugar sin echar demasiadas cuentas a la puntuación final, disfrutando únicamente colocando fichas en las islas o haciendo volar por los aires al resto de jugadores.

Si nos centramos en la parte más jugable de Golpe de Fe, tenemos que empezar hablando de ese tapete de neopreno incluido en la caja, un elemento tan llamativo como necesario en las partidas. Os confirmamos que las sensaciones de jugar sobre la mesa o sobre un tablero clásico, no tienen absolutamente nada que ver con hacerlo sobre el neopreno. En el tapete el control de las fichas es mayor, y el deslizamiento de las mismas es mucho más fluido y preciso.
El único problema que le hemos encontrado es que al tener que guardarlo enrollado, pueden producirse algunas leves dobleces que a la hora de jugar molestan bastante.

Materiales llamativos y cuidados

Golpe de Fe consigue llamar la atención nada más verlo en la estantería por el curioso formato alargado de su caja, que viene dado por el tamaño del tapete del que hablábamos anteriormente. La caja, aunque bonita y muy bien ilustrada, resulta algo incómoda de guardar, siendo el clásico juego que deberemos colocar en algún rincón separado del resto.

Una vez indagamos en su interior, descubrimos el comentado tapete, una bolsa repleta de piezas de madera, unos pequeños tableros a dos caras con los distintos dioses que podremos encarnar, una baraja de cartas de buena calidad y troquel de cartón con monedas que usaremos para llevar la cuenta de PV y algunas fichas adicionales necesarias para realizar ciertas acciones durante las partidas.

 

juego de mesa golpe de fe

 

Además, encontramos una hoja con pegatinas que deberemos colocar sobre las distintas piezas de madera según su color.

El diseño de personajes en el juego cuenta con un estilo a medio camino entre el chibi japonés y el cartoon americano, todo muy colorido y agradable a la vista. Para el arte presente en el tapete se ha usado una vista aérea de las diferentes islas que podremos visitar, la impresión es buena (algo que no siempre es así en tapetes de neopreno) y la definición es más que correcta.

Conclusión

Golpe de Fe entra de cabeza y con mucha distancia en nuestro top 1 de juegos de Flickeo, es además uno de los fillers que más hemos disfrutado en los últimos meses y una gran opción para aquellos jugadores que disfruten con los juegos de habilidad sin demasiada profundidad o para jugar en familia.

La variedad de las partidas gracias a las cartas de ley, y a las muy diferentes herramientas de las que disponemos para plantear estrategias (o para fastidiar al prójimo), lo hacen un título que no se quema fácilmente, y siempre suele sorprendernos con algún nuevo juguete o idea loca. Además, es fácilmente expandible con lo que es de esperar que en un futuro cercano lo veamos crecer gracias a nuevo contenido por parte de Awaken Realms.

En lo que respecta al aspecto visual, Golpe de Fe es un juego que entra por la vista gracias a sus cuidados componentes y a un arte desenfadado y cargado de color. El rey de la fiesta es sin duda el tapete de neopreno, una pieza de calidad que lleva las partidas a un nivel superior con respecto a otros juegos del mismo género.

Para nosotros ha sido una gran sorpresa y un juego que se quedará en nuestra estantería mucho tiempo junto a otros clásicos fillers.

Reseña Golpe de Fe

Mecánicas 90%
Arte y Componentes 95%
Diversión 90%
Rejugabilidad 80%
Opinión Final

Golpe de Fe es uno de los fillers más divertidos y adictivos de 2020. Se ha convertido en nuestro juego de flicking favorito gracias a lo variadas y divertidas de sus Cartas de Ley. Además cuenta con unos componentes magníficos donde destaca su espectacular tapete.

Puntuación 88% Imprescindible
Puntuación de los Lectores
5 votos
58

¡La batalla de los dioses da comienzo!

Ver en BGG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *