Reseña: Vast, las Cavernas Cristalinas

4.5/5
  • Mecánicas
    5/5
  • Dificultad
    4.5/5
  • Originalidad
    4.5/5
  • Arte
    4/5
  • Materiales
    4.5/5

Hubo una vez una valiente caballera decidida a convertirse en leyenda acabando con la vida de un mítico dragón que, según se contaba, permanecía dormido en las profundidades de una caverna. Tras cientos de años de letargo, aquella oscura cueva había cambiado mucho, y distintos clanes de trasgos y otras bestias habitaban ahora sus galerías, defendiéndolas de cualquier intruso que se atreviese a entrar con la intención de robar los tesoros acumulados por el dragón.

De esta forma abrimos la caja de Vast, las Cavernas Cristalinas, juego totalmente asimétrico de 1 a 5 jugadores con partidas que oscilan entre los 60 y los 90 minutos de duración. El juego está disponible en español gracias a 2 Tomatoes Games.

Cinco personajes y cinco formas de jugar

El aspecto que más llama la atención de este Vast, es sin duda su carácter 100% asimétrico. Esta asimetría es tal que no solo lleva a modificar las habilidades de cada personaje disponible, si no que también las mecánicas y los objetivos serán absolutamente diferentes.

 

opinion vast

 

En ese sentido debemos tener en cuenta que, en una primera partida con 5 jugadores novatos, la explicación del juego puede alargarse muchísimo, ya que prácticamente tendremos que explicar las reglas de 5 juegos en 1, obligando a los jugadores a asimilar una cantidad de conceptos y mecánicas enorme.

Nuestra recomendación es empezar con partidas algo más lights, de 3 jugadores  por ejemplo, familiarizar a varias personas con las mecánicas de los personajes y, entonces sí, lanzarnos a ampliar la experiencia con el número máximo de jugadores. Esto no solo ayudará a acortar las explicaciones, sino que además aliviará un poco el peso al dueño del juego a la hora de controlar todos los detalles de la partida en solitario, algo bastante estresante en un juego de estas características.

 

opinion vast

 

Dicho esto, para entender cómo funciona Vast, creo que lo mejor es empezar hablando de que personajes tenemos disponibles y cuales los objetivos de uno de ellos.

  • La Caballera: Su objetivo será vencer al dragón que permanece dormido en la caverna. En caso de que no haya un jugador que controle al dragón, su objetivo será romper 5 cristales y luego escapar de la cueva con vida.
  • Los Trasgos: Para ganar la partida, los trasgos tendrán que matar a la caballera. En caso de que no exista un jugador controlando a la caballera, su objetivo será matar al dragón. Si tampoco hubiese un jugador controlando al dragón, los trasgos deberán romper 5 cristales.
  • El Dragón: Su objetivo siempre será despertar y escapar de la cueva con vida.
  • La Cueva: El objetivo de la cueva será colapsar. Para ello primero deberá expandirse todo lo que pueda (poniendo en juego todas las losetas de cueva) y posteriormente ir destruyéndose hasta eliminar 5 cristales.
  • El Ladrón: Este personaje deberá encontrar y almacenar 6 marcadores de tesoro o gemas de dragón.

El juego se iniciará siempre con la caballera entrando en la cueva. Ella será la primera en jugar y el orden de la partida será inalterable (a menos que alguno de los personajes no esté siendo utilizado). En el primer turno, la Caballera se encontrará en la casilla inicial rodeada de 4 losetas oscuras, hasta que no se desplace a una de ellas no podrá saber que ocultan.

 

opinion vast

Tipos de loseta de cueva, abajo en su anverso oscuro (es decir, sin explorar aún).

 

A continuación os comentamos un poco como utilizamos a los diferentes personajes.

La Caballera, y su exceso de confianza

reseña vast las cavernas cristalinas

Las mecánicas de la Caballera son, seguramente, unas de las más reconocibles y fáciles de asimilar. Aunque no por ello es un personaje sencillo de controlar. De hecho su presencia en la partida suele hacer que muchas de las acciones enemigas se centren en ella, viéndose acosada por trasgos, dragón, ladrón y caverna.

 

opinion vast

Las cartas de misión de la Caballera le otorgarán puntos de Agallas, equivalentes a experiencia.

 

El jugador que la controle podrá gestionar varios cubos de héroe durante su turno, lo que le permitirá utilizar el equipo de la Caballera (bombas, arco, mapa ancestral o escudo) o mejorar sus características (movimiento, percepción y fuerza). Al comienzo de la partida únicamente dispondrá de 2 de estos cubos, pero según vaya avanzando la partida, destruyendo cristales y cumpliendo misiones, recibirá un mayor número de ellos, lo que le  dará opción a ejecutar más acciones en cada turno.

Saber optimizar nuestro movimiento y estar preparados para cualquier sorpresa (especialmente las emboscadas de los trasgos) es fundamental para este personaje. Ella será la que más rápidamente vaya abriendo camino por la cueva y mostrando los secretos que ocultan sus losetas oscuras, girándolas a su paso.

Los Trasgos, y sus problemas de natalidad

 

reseña vast las cavernas cristalinas

 

Pasamos ahora a uno de los personajes más complejos de gestionar. Aquí no controlaremos a un único grupo de trasgos, si no que llevaremos a 3 tribus diferentes: la de los Colmillos, la Tribu Huesos y la del Ojo, cada una con una habilidad especial y capacidad para unir a un monstruo a sus filas (2 en el caso de la tribu Huesos).

Durante toda la partida deberemos cuidar muchísimo la población de cada una de estas tribus, ya que del número de trasgos dependerá nuestra fuerza y movilidad. Si el número es muy bajo apenas podremos movernos o realizar acciones, pero por el contrario, si una tribu aumenta su población por encima de 4, una de nuestras tribus se dispersará por sobrepoblación. Mantener el equilibrio será complicado, añadiendo un componente estratégico muy interesante.

 

reseña vast las cavernas cristalinas

Cartas que deberán gestionar los trasgos.

 

Al comienzo de la partida, nuestras 3 tribus de trasgos estarán ocultas en sus guaridas, lejos de la vista de cualquier otro personaje. Para ponerlas en juego desde nuestro tablero personal deberemos revelarlas, para ello tomaremos la figura correspondiente y la situaremos sobre alguna loseta oscura que contenga el símbolo de dicha tribu. A partir de ese momento ya estarán al acecho y tendremos libertad para desplazarlas por el tablero atacando, saqueando tesoros, explorando losetas oscuras o volviendo a escondernos, con lo que retiraremos la figura de las losetas centrales y la devolveremos a nuestro tablero.

La victoria será nuestra si conseguimos tribus grandes y abusamos de nuestra superioridad numérica (recordemos que manejaremos 3 fichas de forma independiente).

El Dragón, y su mal despertar

reseña vast

El dragón cuenta con dos fases claramente diferenciadas durante la partida. Al comenzar, estará aletargado desplazándose por las galerías inferiores de la caverna, mientras lucha por despertarse completamente tras años de descanso. Cuando por fin pueda despertar, recuperará su fuerza y podrá moverse libremente en busca de la salida de la cueva.

La gestión de movimientos y acciones del dragón vendrá dada por una mano inicial de 3 cartas, en las que podremos encontrar cualquiera de estos 3 símbolos: Garra, Ala y Fuego.

En su tablero personal encontraremos un listado de todas las acciones que podrá llevar a cabo mediante diferentes combinaciones de estas cartas. Para ejecutarlas tendremos que pagar su coste descartando cartas de nuestra mano. Por ejemplo, podremos realizar la acción Lanzar jugando una carta de Garra y otra de Ala.

 

reseña vast

 

Gracias a estas acciones podremos devorar trasgos, atacar a la Caballera, crear muros de fuego, romper cristales y mucho más.

Por otra parte, para que el dragón vaya despertando de su sopor inicial, tendremos que realizar pequeñas acciones que nos permitan desplazar cubos desde su posición original en nuestro tablero personal hasta la zona de Despertar. Estas acciones incluyen: zampar trasgos o recoger tesoros, entre otras.

Según vayamos desplazando cubos, nuestro dragón irá haciéndose cada vez más fuerte y aumentará el número de cartas que podrá tener en su mano, llegando a pasar de las 3 iniciales hasta un máximo de 7. Esto, lógicamente, le permitirá realizar muchas más acciones en cada turno.

 

opinion vast

 

Una vez despierto, reemplazaremos la ficha que lo representa, y el dragón podrá ascender a la zona de galerías principal donde se encuentran el resto de jugadores para poner rumbo a la salida de la cueva.

El dragón me pareció un personaje muy divertido de utilizar, tanto por su variedad de acciones como por el interesante in crescendo que vamos viéndole en cuanto a sus capacidades desde el primer momento de la partida.

La Cueva, y sus visitas inesperadas

reseña vast

Al controlar a la Cueva en Vast me ha dado la impresión, en cierta forma, de ejercer de máster en un juego de rol. Nos encargaremos de gestionar los tesoros y losetas que se irán revelando durante las partidas (algo que se realizaría de forma aleatoria en caso de no existir un jugador que controle a este personaje), así como de dar cierta forma al laberinto de cavernas que los jugadores van explorando gracias a las 3 losetas que tendremos siempre en nuestra mano.

reseña vast

Estas fichas sacadas aleatoriamente de la bolsa nos permitirán ejecutar acciones

 

Además, dispondremos de ciertas acciones especiales que se ejecutarán de una forma bastante parecida a las del dragón: tendremos el listado completo de las mismas, junto a su coste en fichas descrito en nuestro tablero personal, y deberemos pagar lo indicado para llevarlas a cabo. Así, podremos activar esporas soporíferas, lanzar murciélagos gigantes contra los visitantes o crear socavones, entre otras.

En mi opinión, la cueva es el personaje más original del juego, pero a la vez el menos atractivo para la mayoría de jugadores. Esto se debe a que la estrategia a seguir con ella es muy sutil, mucho menos directa que la del resto, y con un abanico de posibilidades algo menor. Básicamente deberemos expandirnos en cada turno buscando alejarnos todo lo posible de personajes como la caballera para evitar que se haga con nuestros tesoros, y colocando los cristales de forma que, llegado el momento de colapsar, estos se encuentren en una posición ventajosa para nosotros.

El ladrón, y su don no deseado

reseña vast

 

El ladrón es otro personaje que me parece muy original y divertido de utilizar. Se trata de un hombre maldecido con la inmortalidad, que busca riquezas para poder contratar a un mago que le libre de su vida eterna. Su escasa habilidad para combatir y vitalidad, las suple con el simple hecho de que cada vez que muere, revive en la loseta inicial del mapa.

Al principio de su turno, haremos uso de nuestros 3 discos de característica (con las cifras 2, 3 y 4) situándolas junto a cualquiera de nuestras características principales: movimiento, sigilo y subterfugio. Según el disco que hayamos usado en cada una de ellas, nuestras posibilidades serán diferentes durante el turno activo.

 

opinión vast

Las 3 fichas de modificación de características colocadas en su zona

 

La cifra que tengamos en la habilidad Subterfugio es la que nos otorgará un determinado número de cubos que usaremos para llevar acabo las acciones del ladrón, todas ellas muy variadas y temáticas: Hurtar, Mangar, Forzar Cerraduras, Apuñalar, etc…

Movernos con sigilo mientras obtenemos riquezas será nuestro gran objetivo, evitando por todos los medios que nos ataquen, ya que si morimos nuestros tesoros quedarán desperdigados en al loseta donde yazca nuestro cadáver, mientras nosotros nos teletransportamos a la loseta inicial.

Cuando obtengamos una ficha de tesoro o de gema de dragón, deberemos ir rápidamente a la casilla inicial, una vez allí podremos almacenar el tesoro robado. Esto nos otorgará una mejora y al mismo tiempo pondrá recompensa a nuestra cabeza, con lo que los demás jugadores empezarán a vernos como una presa jugosa a la que dar caza.

Una experiencia cargada de matices

Vast no es un juego que entra con facilidad, eso está muy claro. Requiere una buena predisposición por parte de los jugadores, no solo durante el turno de explicaciones, sino también a la hora de hacerse con las mecánicas del personaje que controlemos, algo que no sucederá hasta bien entrada la primera partida.

 

reseña vast

 

La mecánica básica de los personajes no es complicada en realidad. Lo que convierte al juego en algo complejo son las múltiples posibilidades de cada uno y la combinación de los engranajes de todos los personajes girando a la vez. Ahí es cuando vemos el maravilloso trabajo llevado a cabo por sus autores, que han medido todas las opciones posibles y ajustado al milímetro cada detalle para que ninguna partida cojee, se juegue con los personajes que se juegue.

 

reseña vast las cavernas cristalinas

Las cartas de Dificultad y Variante ayudan a equilibrar las partidas.

 

Y ojo, porque en ningún momento se tiene la sensación de que estos ajustes funcionen como un parche artificial que empeore la experiencia de la partida. Tras probar diferentes combinaciones (tanto a números bajos como altos de jugadores), puedo decir que todo encaja a la perfección.

El resultado de toda esta grandísima labor de diseño, es un producto con enormes opciones rejugables, tematizado magníficamente y sorprendentemente equilibrado.

Sumadle a esto un arte muy divertido que ayuda a la ambientación, con ilustraciones desenfadadas de estilo comic que se alejan del ampuloso y exagerado estilo de juegos como Descent o Zombicide, para traernos algo mucho más minimalista y cercano.

Ampliando opciones

Vast tampoco escatima a la hora de incluir material en la caja. Además de la considerable cantidad de fichas, dados, marcadores, cartas y tableros que el juego incluye para cada uno de sus personajes, la edición de 2 Tomatoes incluye pequeñas expansiones que podemos añadir a nuestras partidas al gusto: desde losetas nuevas hasta cartas avanzadas, pasando por variantes de dificultad que permitirán a los más nuevos competir contra jugadores experimentados.

 

reseña vast

 

Otro detalle que me ha llamado mucho la atención es encontrar elementos del juego recreados en dos materiales diferentes, para que podamos elegir cuál de ellos usar.

Así, tenemos a todos los personajes representados en forma de cartón troquelado con peana o en madera, las fichas de tesoro pueden ser de cartón o de madera, los cristales que encontramos en la cueva cuentan con representación en plástico traslúcido o en troquel y así podríamos seguir con otros tantos elementos del juego. Un detalle muy de agradecer.

 

reseña vast

Para almacenar todo el material y tenerlo ordenado, lo que nosotros hemos hecho ha sido guardarlos todos en pequeñas cajitas como las que os mostramos en la siguiente imagen. Asi la preparación y recogida se agiliza muchísimo.

opinion vast

Conclusión

Vast es, hasta la fecha, el mejor juego asimétrico que he tenido la oportunidad de probar. Unifica de forma magistral su temática con unas mecánicas enormemente trabajadas, ofreciéndonos 5 experiencias de juego totalmente diferentes en base al personaje que controlemos.

 

opinión vast

 

Lógicamente, esto implica cierto sacrificio a la hora de empaparnos bien de las reglas, ya que son muchos los elementos a controlar durante las partidas y rara vez terminaremos una sin habernos saltado alguna norma de manera inconsciente.

Pero si sobrepasamos la cuesta inicial de aprendizaje (que puede llevarnos un par de partidas), acabaremos por enamorarnos de las infinitas posibilidades de este juego. Sin duda, una de esas obras que al acabar de asimilar sus reglas, dan ganas de ponerse en pie y aplaudir.

 

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.