Reseña: Blood Rage

4.5/5
  • Mecánicas
    4.5/5
  • Dificultad
    4/5
  • Originalidad
    3.5/5
  • Arte
    5/5
  • Materiales
    4.5/5

Los vikingos están de moda. Y en los juegos de mesa no iba a ser menos. Son muchos los juegos que en los últimos años han tenido la temática vikinga como trasfondo: desde eurogames hasta fillers. Pero en mi opinión, uno de los que siguen estando entre los mejores es este Blood Rage de Eric M. Lang, un juego de control de áreas publicado en castellano por Edge, donde gestionaremos a un clan con el único objetivo de ser merecedores de entrar en el Valhalla antes de la llegada del Ragnarok.

El juego está preparado para partidas de 2 a 4 jugadores y tiene una duración de unos 90 minutos.

¡A por la gloria!

Blood Rage reimplementa un juego del propio autor: Midgard, y continúa con muchas de las mecánicas vistas en otro de sus éxitos: Caos en el viejo mundo. El juego que nos ocupa depura y da brillo a todo lo visto en su predecesores, tanto en lo que respecta a reglas como en el apartado estético, obteniendo como resultado un producto que está al más alto nivel.

 

blood rage analisis

 

Lo más sorprendente es que Blood Rage no aporta absolutamente nada nuevo. No trae mecánicas que innoven ni tampoco busca reinventar la rueda. Simplemente se preocupa de que todo lo que ofrece esté medido al milímetro para funcionar a la perfección.

En esencia el juego bebe de mecánicas muy euro, pero las sazona con muchísima interacción entre jugadores, combates y unas minis que harán la envidia de todos los ameritrashes.

 

reseña blood rage

 

El juego se divide en 3 edades (equivalentes a rondas), que desembocarán inevitablemente en el Ragnarok. Cada una de ellas se iniciará con un draft de cartas que dará forma a la mano de los jugadores. Ya desde este punto deberemos ir trazando nuestra estrategia en base a lo que nos vayamos encontrando en el ir y venir de cartas. Estas nos permitirán desde desarrollar a nuestras unidades (tanto a los ejércitos como al líder del clan), a cumplir misiones dominando determinadas regiones del mapa o adquirir poderosos monstruos que podremos desplegar como parte de nuestras unidades.

Las opciones son muy variadas, y lógicamente centrarnos solo en una puede no ser la mejor idea, pero sí que debemos tener claro que estrategia vamos a seguir casi desde el primer momento porque el juego tiene un ritmo vertiginoso que no permite descuidos.

No todos tienen sitio en el campo de batalla

El tablero de Blood Rage recrea los territorios que rodean a Yggdrasil, diferentes regiones que podremos dominar para hacernos con distintas recompensas y mejoras para nuestro ejército. Dominarlas puede ser importante para alzarnos con la victoria, pero no es algo estrictamente necesario, ya que incluso una estrategia anti belicista bien planteada puede resultar vencedora en este juego.

 

reseña blood rage

 

Lo que si es cierto es que el juego fomenta el roce entre jugadores, obligándolos a acercarse cada vez más al ir eliminando diferentes zonas del mapa edad tras edad. Recordemos que en Blood Rage el Ragnarok (es decir, el fin de los tiempos) es inminente, y como consecuencia de esto, el mundo que conocemos se irá deshaciendo por momentos.

Además, cada una de estas edades contará con su propio mazo de cartas (aquellas con las que jugaremos ese draft inicial que hemos mencionado), y estas irán multiplicando su poder de una edad a otra. Así, mientras que en la primera los puntos de fuerza y las recompensas son bastante bajos, llegados a la última edad nos encontraremos cartas que son auténticas máquinas de aniquilar en combate y un aumento considerable en las recompensas al completar misiones.

 

blood rage reseña

Tablero personal del clan Lobo

 

Por tanto, aunque no debemos buscar desde el minuto uno empezar a ganar puntos como locos, si es importante que pongamos la vista en las rondas posteriores, cuando hacernos con tal o cual carta que nos recompense al dominar cierta región pueda disparar nuestra puntuación final. Para esto, lógicamente, es recomendable conocer un poco el juego y qué tipo de cartas están por venir.

En cuanto a los combates, estos se desarrollan de una forma rápida, intuitiva y con cierto componente estratégico. Para iniciarse un enfrentamiento, uno de los jugadores debe iniciar el saqueo de una región, en ese momento, las unidades de clanes enemigos que se encuentren adyacentes a dicha región podrán desplazarse a la zona saqueada (de uno en uno y siguiendo el orden de izquierda a derecha) para entablar combate e impedir que el jugador que inició el saqueo consiga la recompensa de dicha región. Cuando no queden espacios libres, ninguna unidad más podrá entrar en la región y comenzará la lucha. Cada jugador envuelto en la batalla deberá jugar una de sus cartas bocabajo. Una vez hecho esto, se sumarán las fuerzas presentes en el territorio en disputa (tanto unidades básicas, como líderes y monstruos) a los valores en las cartas jugadas, y la cifra resultante equivaldrá a la fuerza en combate de cada ejército. Aquel que tenga la fuerza mayor, será el vencedor del envite.

 

blood rage analisis

 

Las unidades derrotadas deberán descansar en el Valhalla, retirándose de la partida durante el resto de la edad activa. Al comenzar la siguiente edad, todos ellos volverán con energías renovadas listos para volver a ser desplegados en el tablero.

Una producción digna de Odín

Blood Rage impresiona solo al ver su caja: de un tamaño enorme, con colores rojos agresivos y con una impresionante ilustración decorándola.

Al abrirla, como buen producto de Cool Mini or Not, nos encontramos que el 95% del espacio está ocupado por miniaturas a cual más espectacular. En total disponemos de 4 ejércitos diferentes (que incluyen soldados, líderes de clan y barcos), 4 monstruos de gran tamaño y varias unidades neutrales más.

 

blood rage reseña

 

Además disponemos de fichas variadas tanto de plástico como de cartón, el tablero principal, cartas y los tableros personales y de Valhalla, en este último caso de un material algo menos destacable.

 

opinion blood rage

 

Conclusión

Blood Rage es uno de mis juegos de mayoría favoritos, seguido de cerca por Lord of Hellas, un juego que toma mucho de este pero añadiéndole complejidad a sus mecánicas. En este caso, la simpleza en las reglas juega a favor del ritmo en partida, evitando consultas continuas a las instrucciones o tediosas preparaciones.

Su alta interacción entre jugadores es otro de sus características más destacadas, dotando de un espíritu ameritrash a unas mecánicas totalmente eurogamers. Si a todo esto le sumamos el amplio abanico de estrategias disponibles para ganar y unas miniaturas espectaculares, obtenemos un producto que no podemos más que recomendar al 100%.

 

  • author image
    Lapu Responder
    Sep 24, 2018 @ 15:26 pm

    Hola y enhorabuena por la reseña. Muy acertada.

    Simplemente quería comentar dos cosas que me han parecido erróneas:
    1- En una batalla no pueden entrar tantos jugadores como haya en la partida. Sólo los de las regiones adyacentes pueden unirse a los ya existentes en la región que se saquea. Siempre y cuando queden pueblos vacíos.
    2- Al combatir, cada jugador pone una carta boca abajo y se levantan a la vez para resolver la batalla. No se van jugando cartas por turnos hasta que todos pasen… como me ha parecido leer en el texto.

    • author image
      The Dice Master Responder
      Sep 26, 2018 @ 13:16 pm

      Hola Lapu y gracias por las aclaraciones. Es cierto que en la reseña podían malinterpretarse los dos puntos que comentas. Muchas veces intentamos no extendernos explicando demasiados detalles de las reglas para no aburriros, y obviamos detallitos como esos. Efectivamente, a la hora de combatir pueden entrar tantos jugadores como haya en la partida, pero únicamente si están adyacentes a la región saqueada y si hay espacio suficiente en dicha región.
      Igual sucede con tu otro apunte. Vamos a modificarlo en el texto para que quede más claro.

      Lo dicho, muchas gracias y un saludo! 🙂

Ronda Social

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Glosario Juegos de Mesa

¿No entiendes algún término de los que solemos usar en Ronda Final? Quizá el siguiente glosario pueda ayudarte un poco.